¿Por qué a tu jefe no le gusta que tengas otro trabajo? - The Amaranta
Es como si le montaras cachos laboralmente

Si eres menor de cuarenta años, vives en Venezuela y tienes gustos caros (con esto me refiero a la simple rutina de tomar cervezas los fines de semana, porque #inflación), es moralmente aceptable y hasta necesario tener más de un trabajo.

¿El requisito? Saber ser responsables en los que tengas y no volverte la representación humana de la mediocridad. Pues cuando tienes más de un trabajo y además las responsabilidades adecuadas de cualquier humano como tener una vida, eres mucho más estricto con tu tiempo.

Es probable que tengas proyectos personales, universidad, pareja, y un trabajo freelance. Pero toda esta rigurosa división de tiempo es algo que no le permite a tu jefe abusar de ti o pensar que puedes hacer “un esfuerzo extra” que en realidad implica explotarte. Así que por eso considera como una especie de traición cuando descubre que él no es tu único jefe y que tu alma no es enteramente de él.

Pobrecitos, se les rompe el corazón.

Así que recreemos esta tragedia griega.

Jefe malintenso: “Hola, empleado mal pagado, necesito que te quedes tres horas extra porque nuestra organización es malísima, ¿puedes?”.

Empleado mal pagado: “Lo siento, no puedo. Tengo un compromiso”.

Jefe malintenso: “Ah, perdón ¿es que tienes otro trabajo, acaso?”.

Empleado mal pagado: “Pues sí”.

(Insertar corazones rotos, explosiones y un golpe en las bolas de la dignidad)

Aquí es cuando la mayoría de los jefes suelen picarse y planear una estrategia malvada para no subirte nunca el sueldo porque total, “tienes otro trabajo”. Deben tener algún tipo de hechizo que no les permita crecer cola, cara verde y risa perversa, pues todas razones hacen que les hierva la sangre después de una confesión así.

  • Porque ya no tienes miedo a cualquier amenaza de tu jefe, tienes un paracaídas y sabes que puedes sobrevivir sin él.
  • Ya no eres un muñequito vudú vulnerable sino un profesional con talentos solicitados en más de un lugar.

Y…

  • No puedes dejar de tomar en cuenta que tal vez estás haciendo tu trabajo muy mal y tu jefe está celoso. Como cuando no le paras a tu mejor amiga por andar saliendo con tu novio.

That’s bitchy.

Ver relacionados:

Señales de que tienes PTSD por un jefe horrible

El dilema al que te enfrentas cuando tu jefe es difícil de odiar

Porque siempre hay un jefe comprensivo respecto a la situación país que te hace imposible darte el lujo de ir al cine más de una vez al mes. Pues la mayoría de los empresarios también se ven afectados y entienden las necesidades de los jóvenes emprendedores. Lamentablemente son la excepción, no la regla.

Lo mínimo que pide esta excepción es que cumplas con tu trabajo, y antes de tener otro necesitas hacer esa reflexión y pensar que tal vez tu jefe está picado por eso, no porque sea un desgraciado.

Todo es posible.

"El que mucho abarca, poco aprieta", dijo una mamá malintensa.