Querido profesor: NO ME DAS RISA - The Amaranta

Decodificador de profesores universitarios

Porque hay veces que necesitas una máquina para entenderlos.
Author:
Publish date:
PEXELS

PEXELS

Durante tus años de universidad, probablemente te encontrarás con profesores inspiradores, no convencionales, estrictos y de los que sabes más de su vida personal que de la clase que enseña. Aunque siempre apoyaremos la diversidad, el problema es que con cada uno tienes que adoptar una posición, actitud y hábito de estudio diferente.

Para facilitarte estos próximos 4 años (o los que te queden), te mostramos los tipos de profesores, desde los hippies hasta los hipsters, para tener una guía de cómo lidiar con ellos.

Esta es una clase en la que sí querrás tomar nota.

1. El Hippie

Esta persona por lo general tiene una religión diferente al resto, cree en la astrología y sufre de la tendencia de irse por las ramas.

GIPHY

GIPHY

Como sus clases tienden a tener una conclusión muy subjetiva, haz preguntas sobre material específico y lo que será relevante para la prueba. Puedes usar su inextinto buen humor a tu favor para hacer las preguntas y comentarios que necesites.

2. El Desastre

Aunque es parecido al hippie, este profesor probablemente duda de si está en la universidad correcta, le ha preguntado a la clase más de cinco veces cuál es la sección del curso y ha mandado tareas de la asignatura equivocada. Cuando revisas tu notas de su clase (si es que logras identificar qué escribir), posiblemente no entiendas qué será relevante para el examen.

GIPHY

GIPHY

Para lidiar con él, participa en clase para que te recuerde, haz preguntas específicas sobre los proyectos y contáctalo por email cuando necesites saber de algo. Cuando se vaya por las ramas, recuérdale.

3. El Caletre

Uno de los profesores más comunes en el área científica. A él le gustan las cosas tal como las enseñó y una vez que dice algo es como un decreto presidencial.

GIPHY

GIPHY

Siempre toma nota de todo durante sus clases, estos profesores tienden a decir preguntas y datos de exámen esporádicamente. Si llegas a tener un problema con una prueba, lo mejor que puedes hacer el recopilar evidencia y hablar calmadamente con él, normalmente entienden al final con suficiente persistencia (sin ser invasivo).

4. El Comediante

Esta persona excede los 45 años pero en su mente tiene 25, y le encanta pensar que es amigo de sus estudiantes. Adora hacer chistes malos de profesor para obtener las mayores risas posibles.

GIPHY

GIPHY

Para lidiar con este personaje es importante que participes en clase. Al comediante le encantan los espectadores y las audiencias interactivas; pero nunca confundas sus métodos casuales por una licencia para faltar el respeto, nunca se lo toman bien.

5. La Nube Negra

Una clase con este profesor equivale a hora y media en una prisión mental. Probablemente pasas sus clases imaginando su vida solitaria y triste. No lo hagas. Intenta concentrarte en lo que estás diciendo. No hay nada que odie más este profesor que las personas distraídas.

GIPHY

GIPHY

Lo mejor que puedes hacer es llegar a tiempo y entregar las tareas a tiempo; la impresión que crees en este personaje perdurará la vida entera. Si llegas a tener algún problema con una evaluación evita enojarte, recuerda que eres tú la calmada de la situación. Acércate tranquilamente a “consultar algunas dudas” sobre tu trabajo. Una vez que estén conversando, explica las partes por qué piensas que podrías mercer más nota en ciertas partes.

6. El Novato

Con “novato” nos referimos a lo reciente que este profesor se unió a la profesión, puesto que probablemente es joven y graduado de hace unos pocos años. Sin embargo, este personaje es muy exigente en sus exámenes y trabajos.

GIPHY

GIPHY

Gracias a lo principiantes que son, no tienen suficiente confianza en sus métodos para enseñar y le temen a la falta de participación o respuesta. Esos son los mejores momentos para intervenir, ya que te agradecerán internamente por evitar el silencio incómodo. También puedes darles feedback sobre sus clases, lo apreciarán y resultará en una buena relación (y calificación).

Adiós y buena suerte.