Cómo sobrevivir a las preguntas más clichés de las entrevistas de trabajo

Grabada en nuestro ADN está la necesidad de intentar saber qué es políticamente correcto y qué no es políticamente correcto en una entrevista de trabajo; es una especie de súper poder que planea adivinar mediante la lectura de mentes, comportamientos y señas, así nuestro cerebro puede descansar con la idea de que hicimos todo lo que pudimos para obtener el puesto de trabajo. 

Además, para nutrir nuestra necesidad existe el Internet. Con más contenido del que debería sobre las preguntas en las entrevistas de trabajo, todos presumen de conocer lo que exactamente quiere el entrevistador. Pero no te preocupes, hemos condensado la información del Internet para poder equilibrar lo ético y políticamente correcto con respuestas que de verdad pueden haber sido ideadas por la fuerza laboral común y no un coach inspiracional al final de sus cincuenta años. 

Cómo salidos de una biblioteca de preguntas básicas que no han cambiado desde que se inventó el concepto de trabajo, los reclutadores siguen repitiendo las mismas preguntas una y otra vez. Pero para evitar que respondas y saques a relucir tu complejo de máquina andante, te ayudamos a adornar tus argumentos para que parezcan como si no fueron practicados una o dos veces mientras ibas camino a la entrevista. O leídos en un blog de autoayuda, por otro lado. 

¿Cuál es tu mayor debilidad?

Lo que NO debes responder: “Soy perfeccionista”, todos sabemos que este no es tu mayor defecto.

Lo que debes responder: “En realidad prefiero concentrarme en mis fortalezas más que en mis defectos, pero si tuviese que elegir *inserte debilidad no lo suficientemente alarmante como para ser un problema*. Sin embargo mis experiencias pasadas me enseñaron a trabajar en eso”.

¿Cuáles son tus puntos fuertes?

Lo que NO debes responder: Cualquier cosa que te haga parecer un entusiasta por la vida.

Lo que debes responder: Todo lo que puedas respaldar con hechos: buen manejo en equipo, porque trabajaste con un grupo de diez personas en tu puesto anterior; aprendizaje rápido, porque adquiriste nuevas habilidades velozmente en tus otras experiencias laborales y puntualidad, porque aun mantienes el récord en tu otra empresa.

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Lo que NO debes responder: “Creciendo profesionalmente en esta empresa, quizás en un mejor puesto”.

Lo que debes responder: “Haciendo cosas grandes, resolviendo problemas y creando. Ya sea aquí o en otra empresa”, porque hay que ser realistas.

¿Por qué debería contratarte a ti en vez de a otros candidatos?

Lo que NO debes responder: “Porque aprendo rápido, me gusta trabajar en equipo, me esfuerzo mucho y es el trabajo que siempre he querido”. Blah blah blah.

Lo que debes responder: Confío en que mis capacidades se ajustan al trabajo, y creo que soy la persona indicada. Pero eso lo decidirá esta entrevista.

De igual manera, no existe una respuesta ideal; pero si hay una mejor que el disco on repeat de “soy perfeccionista”. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
¿Quién era Nellie Bly, la intrépida periodista que sigue inspirando a muchos?