El síndrome del impostor es más común de lo que parece - The Amaranta

El síndrome del impostor es más común de lo que parece

Probablemente todos lo hemos padecido alguna vez.
Author:
Publish date:
130af052166ee83aca90fd9c4bf11de1

Cuando empiezas a hacer vida en el mundo laboral, se abren las puertas a una larga lista de síntomas/trastornos/condiciones y experiencias que nunca pensaste que agregarías a tu récord médico: burnout, estancamiento creativo, procrastinación laboral, ausencia del don multitasker, incapacidad para balancear tu vida personal y la profesional, y la necesidad de escribir en tu agenda hasta cuántas veces tomas agua.

Sí, a las cosas que uno se expone cuando vive en función de un horario de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Aparte de todos estos males, un “fenómeno” psicológico bajo el nombre de “síndrome del impostor” ha estado haciendo apariciones en la lista de trastornos laborales que al menos “siete de cada diez personas han sufrido alguna vez en su vida”, según las investigaciones de la doctora Valerie Young.

La primera vez que los psicólogos hablaron del síndrome del impostor fue en 1978, cuando el Pauline R. Clance y la Dra. Suzanne Imes observaron un fenómeno que antes habían enmascarado como baja autoestima, ansiedad y depresión, sin saber que estas solo eran manifestaciones del trastorno del impostor.

"El Pesimismo Defensivo (PD) y el Síndrome del Impostor (SI) tienen dos cosas en común: la existencia de dudas acerca de la propia habilidad, el miedo al fracaso y el mantenimiento de unas bajas expectativas de resultado, todo ello a pesar de una importante historia de éxitos" - Evaristo Fernández, profesor de Psicología Diferencial de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Este fenómeno ocurre principalmente cuando la persona se convence de que sus logros no fueron producto de su inteligencia o trabajo duro, sino que su éxito debe atribuirse a las fuerzas ajenas a su control o suerte. En resumidas cuentas, el trastorno se presenta cuando no validas tus capacidades y habilidades como merecedoras de reconocimiento. Sientes que no tienes idea de lo que haces y crees fervientemente que eres incompetente.

Esta línea de pensamiento produce uno de los mayores miedos que los individuos con síndrome del impostor sufren: ser descubiertos como un “fraude”.

El fenómeno puede aparecer de diferentes maneras y en diferentes tipos de personas, pero en conclusión, siempre los hará sentir preocupados por no ser tan capaces como todos creen y no se consideran responsables de su propio éxito; ni por aumentos de sueldo, promociones, buenos comentarios, nuevos ascensos o remuneraciones. Ningún reconocimiento.

“Hay un ciclo que la gente atraviesa, que nosotros vemos como un ciclo supersticioso para asegurar el logro", explicó la Dra. Imes. “Te pones muy ansioso, temes que vas a fracasar, o trabajas muy duro o procrastinas, porque tienes miedo de que no lo vas a lograr, entonces trabajas realmente, muy duro, y cuando tienes éxito, te sientes bien por un tiempo, pero no por mucho tiempo. Luego pasas por el mismo ciclo otra vez. No es solo baja autoestima, es un fenómeno”

Aunque uno de los pasos para desaparecer el síndrome es darle tiempo, se ha convertido en un verdadero problema para los profesionales y nuevas recomendaciones han surgido. Desde acciones pequeñas como aceptar y agradecer los cumplidos, hablar sobre cómo te sientes y normalizar tus dudas para extraer la pena que te producen. Una vez que dejas de avergonzarte por sentirte así, puedes trabajar en ello.

También ayuda cambiar los guiones internos cada vez que te enfrentes a una situación de estrés y redefinir tus conceptos de “miedo”, “competencia” y “fracaso”, porque probablemente no signifiquen lo que estás pensando.

En fin, no hay una receta o prescripción que pueda eliminar los efectos secundarios del síntoma del impostor por completo, porque es una tendencia natural del ser humano que se manifiesta en diferentes niveles de intensidad, pero aceptar que no puedes ser bueno en todo, ser honesta contigo misma, e identificar tus habilidades y debilidades hará que tu vida sea un poco más sencilla.