Debates en la oficina: ¿Comer o no en el escritorio?

Las reglas sociales nos limitan de maneras fastidiosas de vez en cuando. Son absolutamente necesarias, pero hay algunas que nos hacen pensar: “¿Es en serio?”. 

Por ejemplo, una vez conocí a alguien que fue en boxers a la universidad. Es uno de mis mejores amigos, no cree en nadie y menos en esas limitaciones “impuestas por la sociedad”, como diría él.

A pesar de que la rebeldía es estupenda, no todos somos así de libres como Álvaro, en especial la comunidad joven que trabaja en oficinas. Este sagrado lugar es hogar de muchas dudas. No solo existenciales como de costumbre, o ideas geniales que harán que tu jefe te ame, sino también de debates internos sobre qué está permitido hacer y qué no. Como la siguiente:

Existen las necesidades biológicas, y después el resto. Desde tomar agua hasta cumplir tu propósito de vida, o respirar y querer ser un astronauta. Es común que estas se combinen, en especial si se trata del espacio de trabajo. Pero un astronauta no puede respirar en el espacio sin su traje y casco, así como un empleado no puede bailar el cha cha cha en una conferencia de negocios.

Pero cuando se trata de comer en el escritorio, ¿es laboralmente legal hacerlo? Preguntémosle a jefes de distintas áreas.

Ver relacionados

“Si tú como empresario no haces un espacio físico para que tus empleados coman, no les puedes decir que no coman en la oficina”. -Carolina Martins, Productora Ejecutiva Audiovisual Freelance.

“Si se tiene un espacio, sí”.-David Santana, Director de Bla! Bla! Marketing.

«Si la oficina no tiene las condiciones adecuadas de ventilación, no es ideal. De no haber un lugar adecuado y no hay más remedio no tendría inconveniente”. -Fernando José Entrena, Director General de WITZ Consulting y Emprendedor Serial.

“En el escritorio no, causa olores perturbadores y es desagradable. Para eso está un área diseñada para eso”.-Rosemary Thomas, socia del escritorio de abogados Mendoza Palacios.

Creo que eso lo dice todo, lamentablemente no es ideal comer en el escritorio. No es sorpresa porque comiendo allí lo único que harás es poner en riesgo la integridad del equipo que estés usando o los papeles que estés manejando, así como el sentido del olfato de aquellos que detestan el pescado con hongos.

Pero hay algo que no es decepcionante: si eres empleado de Álvaro, él seguro te dejaría comer en el escritorio sin problema.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
¿Qué necesitas saber si quieres iniciar como maquilladora?