Etiqueta Universitaria (Freshman AF)

Etiqueta Universitaria (Freshman AF)

Podré ser Freshman AF, pero hay cosas que hasta yo sé que NO ESTÁN BIEN en un ambiente universitario.

Verán, a medida que el tiempo pasa y me inscribo en más clases, con otros alumnos de distintas edades, pensaba que la comunidad tenía una conducta más madura hacia el cuerpo estudiantil.

No es así.

Aquí las 10 cosas que considero primordiales en la coexistencia universitaria.

1. Estacionar bien el carro.

No hay nada que más me moleste que llegar en el “rush hour” de la universidad, pasar 15 minutos dando vueltas y cuando por fin consigo un puesto en cualquier lugar recóndito del estacionamiento, hay un imbécil que decidió parar su camioneta en dos puestos, o peor, un Volkswagen Fox que asoma su hocico en el puesto destinado para mi.

2. No abrir comida olorosa en clases.

Todos hemos estado en la situación de que nos quedamos dormidos y no pudimos desayunar nada, o simplemente estamos pasando hambre por x o y. En estos casos, entiendo sacar una barrita de cereal, o una galleta para satisfacer el hambre, no el arroz con pollo que te mandó tu mamá a la universidad. POR FAVOR.

3. No quedarte dormido tan boleta.

También entiendo que tuviste una larga noche, yo he tenido mi fair share; pero si no aguantas llegar a tu casa y tienes que dormirte, ve a puesto del salón adecuado para eso y cúbrete. Ni el profesor, ni toda la segunda fila quiere ver el espectáculo de cómo babeas el pupitre.

4. Cuidar la higiene personal.

Esto es IMPERATIVO para la convivencia en la universidad. Querido oloroso, ya no estás cumpliendo con lo básico de la preservación de la higiene personal para ti solo (dícese duchas regulares, desodorante y cepillarse los dientes), ahora tienes una comunidad por quien preocuparte, que tiene ganas de preservar su sentido del olfato.

5. No recordar tareas al profesor.

Yo suelo ser bastante cumplida con mis tareas y de igual manera me saca de quicio cuando un estudiante (generalmente sentado en la primera fila) levanta la mano para recordar una tarea. Lo mismo con los quizzes y los talleres. Sabemos que estudiaste, qué chévere. Por favor abstente de recordárnoslo. ¿No te odiaron lo suficiente en el colegio por esto?

6. No preguntes algo por 5ta vez.

De hecho, no preguntes algo después de que ya hicieron la misma pregunta 2 veces. It’s annoying. Haznos a todos el favor de evitar el mal humor del profesor y pregúntale a la persona que está al lado tuyo… seriously.

7. NO a las demostraciones de afecto públicas.

Ya he visto a demasiadas parejas empiernadas en el parque, banco, cafetín y biblioteca como para saber que nadie tolera (y todo el mundo se incomoda) con sus demostraciones públicas de afecto. Por favor, guárdenlo para cuando estén en privado… o en el estacionamiento o algo pero no en frente de mí.

8. No estás calificado para ofrecer counseling en el ciclo básico.

Si apenas estás entrando a la universidad, o las únicas materias que has visto sobre tu carrera comienzan con “Introducción a”, entonces no estás calificado para ofrecer ninguna especie de “counseling” a quien veas en apuros.

9. Atuendo adecuado.

NO vengas en cholas. NO vengas en pijama. Haznos a todos un favor un tómate 5 minutos para escoger una camisa blanca, un blue jean y unos zapatos de goma. Eso es todo lo que pedimos.

10. Pies encima de la silla.

Creo que la manera de sentarse se la enseñaron a todo el mundo en preescolar; aunque pueda tolerar a alguien estirándose después de los primeros 40 minutos de clase, no puedo tolerar el pie incrustado en la parte de atrás de mi silla (peligrosamente cerca de mi trasero).

Mis disculpas por usar este medio para drenar mi rabia; esta es la parte más catártica de mi trabajo. En fin, seguiré estudiando y les seguiré contando sobre esta nueva y ensordecedora experiencia llamada Universidad.