Reglas del trabajo millennial que quieras o no algún día romperás - The Amaranta

Reglas del trabajo millennial que quieras o no algún día romperás

No te preocupes, el éxito no viene con un manual de instrucciones.
Author:
Publish date:
Jeff Sheldon

Jeff Sheldon

Nos encanta presumir sobre los cambios que hemos hecho en el ambiente laboral. Sí, promovemos el feedback y no nos gustan las jerarquías, pero aún seguimos en una transición de generaciones y la mayoría de los trabajos convencionales no se rigen por nuestras reglas.

Los mitos laborales de los millennials nos dan una idea de cómo deberían ser las cosas, por más que actualmente no se traduzcan a reglas tangibles, somos la fuerza laboral más grande, y al final del día, el futuro luce mucho más prometedor para nosotros. Sin mencionar que una vez que esta transición termine, nuestras reglas serán más fáciles de cumplir que ahora.

Regla #1: “Ama lo que haces”

Por qué tienes que romperla: Suena muy bonito cuando lo decimos, pero llevarlo a la práctica no es tan fácil como parece. La idea de conseguir un trabajo que se apegue a tu pasión tanto como a tu bolsillo no se encuentra en el primer intento. Está bien que tu trabajo sea solo un trabajo, siempre y cuando sepas que es temporal.

Regla #2: “No seas el primero en dar una cifra”

Por qué tienes que romperla: Estás en una entrevista de trabajo y llevas alrededor de dos minutos de silencio incómodo porque te preguntaron cuál salario se acomoda a tus necesidades, pero has leído un millón de veces que no debes ser la primera en dar los números. Esperar por una propuesta es lo más adecuado, pero cuando te preguntan directamente no puedes hacer más nada que responder. En estas ocasiones, lo mejor es contrapreguntar qué rango tenían en mente para el puesto, y si no funciona, el plan B es apuntar un poco más alto de lo que quieres por el trabajo y esperar por una negociación.

Regla #3: “Comienza desde abajo para que puedas llegar a la cima”

Por qué tienes que romperla: Obviamente, no podemos pretender que de la noche a la mañana estaremos detrás del escritorio más importante de la empresa, pero esta regla solo tiene sentido si estás en la misma área a la que quieres pertenecer. El propósito de comenzar desde abajo es conocer completamente la empresa o negocio; si cumples con eso, no es necesario que comiences en la cafetería de la compañía. Eso sí, el trabajo duro es lo único que te convertirá en un buen profesional.

Regla #4: “Asegúrate de tener otro trabajo antes de renunciar al actual”

Por qué tienes que romperla: Está bien tener un plan B, pero no necesariamente debes tener una fila de trabajos en línea para cuando decidas irte de tu trabajo. Porque en el momento en el que te encuentres en un ambiente laboral tóxico o uno que no te deje crecer, la condición para salir de el será encontrar otro y ya que eso no es tarea fácil, lo más probable es que quedes atrapada en él mucho más tiempo del que necesitas.

Nos esforzamos demasiado para dar la talla y, aunque aún estamos tratando de averiguar para qué somos buenos y qué podemos aportar, los mitos y reglas esenciales no son el único camino a seguir. Eso sí, la única condición que está fuera de los límites es calentar condimentos misteriosos y comerlos en tu escritorio, that’s a no-no.