10 reglas de oro que simplificarán tu trabajo - The Amaranta

Estas lecciones de publicidad de los 40s' no podrían ser más acertadas hoy en día

Es hora de aprender de los grandes
Author:
Publish date:
Ogilvy & Mather

Ogilvy & Mather

Cuando descubrimos a David Ogilvy nos sorprendió su visión. ¿Cómo una persona que trabajó en publicidad en 1948 aún puede aconsejarnos de marketing en el 2016? (¡Ni siquiera había internet!) Pero como dicen por ahí, las grandes ideas perduran en el tiempo y Ogilvy es el ejemplo. Dejó la universidad de Oxford y se fue a París a trabajar como ayudante de cocina, después volvió a Escocia como vendedor ambulante de hornos y en menos de un año ya estaba escribiendo su primer manual de ventas.

Sus lecciones no solo se limitaron a la publicidad, cada uno de sus statements nos sirven como mantras tanto para la vida como para el trabajo. Te presentamos sus “Ogilvysmos” más famosos e influyentes (porque todos merecemos un poco de David en nuestras vidas). 

David reglas de oro.jpg

1. “Desarrolla tus excentricidades mientras seas joven, para que la gente no piense que te estás volviendo loco cuando estés envejeciendo.”

Aunque nunca es tarde para comenzar, el tiempo es ahora. Encuentra lo que te apasiona y entrégate a ello completamente. Mientras más creas en tu proyecto, más personas se unirán a él.

2. “Cuando la gente no se está divirtiendo, no produce un buen trabajo.”

Solo porque se llama trabajo, no tiene que ser una obligación. Haz que tu ambiente sea divertido y tanto tú como tus empleados serán más productivos y disfrutarán estar en la oficina.

3. “Si no puedes venderte a ti mismo, ¿qué esperanza tienes de vender algo más?”

Habrá momentos en la vida en los que tienes que probarte a ti mismo ante otras personas. Confía en tus capacidades; si no crees en ti, más nadie lo hará.

4. “El consumidor no es idiota. El consumidor es tu esposa, no insultes su inteligencia”

No subestimes a tu target, toma en cuenta que nosotras mismas (y nuestro entorno) somos consumidoras.

5. “Perseguir la excelencia puede ser menos redituable que perseguir la grandeza, pero es mucho más satisfactorio.”

Ve el reconocimiento como un efecto secundario de tu trabajo, tu principal meta es dar el 110% en todo lo que hagas.

6. “Si no vende, no es creativo.”

Deja que tu imaginación vuele y haz un brainstorm con todas las ideas que se te puedan ocurrir. Escríbelas e intenta por lo menos cumplir dos de ellas, lo más creativo llama la atención de las personas.

7. “Contrata a gente que sea mejor que tú y déjalos que hagan su trabajo. Busca gente que persiga la excelencia, que no se conformen con la rutina”

Las personas trabajan mejor si confías en ellas y delegas responsabilidades. La necesidad de cumplirlas los hará desarrollarse mejor en el trabajo.

8. “Si todos contratamos a personas más pequeñas que nosotros, nos convertiremos en una compañía de enanos. Pero si contratamos a personas más grandes, nos convertiremos en una compañía de gigantes.”

Reúne un team lo suficientemente creativo y con ideas más grandes que las tuyas. Las personas ambiciosas trabajan más fuerte para alcanzar sus sueños y se comprometen con ellos.

9. “Las mejores ideas nacen como bromas. Haz tus pensamientos tan graciosos como sea posible.”

No le pongas límites a tus sueños. Las grandes ideas toman tiempo, pero valen la pena.

10. “Si estás tratando de persuadir a las personas a hacer algo, o comprar algo, me parece que deberías usar su lenguaje, el lenguaje que ellos usan diariamente, el lenguaje en cual ellos piensan. Nosotros tratamos de escribir en lenguaje común.”

Si te comunicas con ellos en un lenguaje formal, no se sentirán identificados. Entiende cómo piensan y funcionan y podrás hacer llegar el mensaje de la mejor manera.