Qué pasa después de graduarte según Christian Louboutin

No bañarse, por ejemplo.
Author:
Publish date:
FIT Official Blog

FIT Official Blog

Entre acentos y consejos, Christian Louboutin, el creador de la icónica suela roja, les dio a los estudiantes de FIT un pequeño abreboca de lo que sucede después de graduarse, sobre todo en una industria tan migratoria y cambiante como la de la moda, mientras los acompañaba en un paseo por Memory Lane, hace 23 años, cuando creó su compañía.

Louboutin decide hablar de su experiencia personal, acentuándose en 3 pilares principales (no tan convencionales) que lo ayudaron a cimentar su carrera como un diseñador exitoso: amistad, libertad y dejar puertas abiertas; de alguna manera u otra, todos estos principios se entrelazan entre sí a lo largo de su carrera.

Estos son los 5 consejos principales que sacamos del discurso del diseñador:

1. Olvídate de las ideas preconcebidas

Con eso, Louboutin anima a los graduandos de FIT olvidarse las típicas reglas “necesarias para ser exitoso”, y crear sus propias reglas. Da dos ejemplos:

  1. No deberías dormir donde trabajas: Él responde con que vivió por 8 años en su taller sin ducha, y le resultó. De hecho, le resultó tanto que después pudo comprar un apartamento con ducha y todo (humor francés).
  2. Nunca trabajes con tus amigos: Christian Louboutin fundó su compañía con sus dos mejores amigos y 23 años después, siguen unidos.

Sí se necesitan reglas que seguir para mantener la coherencia y el orden en la ética de trabajo, pero esas reglas las estableces tú.

2. El tiempo (tuyo) lo es todo.

Sí, el tiempo en el que fundas marca y lanzas tu compañía lo es todo, pero no el tiempo externo, porque para los analistas y la mente humana, nunca será el tiempo correcto; Louboutin dice que no deberías prestarle atención a eso, sino tu tiempo interno, cuando sientas que eres apto y estás preparado a arriesgarte.

El diseñador da el ejemplo de cuando fundó su compañía: 1991, el final de la Guerra del Golfo y cuando Olympique Marseille perdió la Copa de Europa. Not a good time, en otras palabras. Pero en este momento fue cuando Louboutin se sintió cómodo para hacerlo. La cuestión es no dudar de ti mismo.

3. Respeta la libertad de trabajo, de felicidad.

La ética y área de trabajo de todo el mundo es distinta; la meta es poder ser libre dentro de ella. Para él, fue tener la libertad de fundar su propia compañía con su nombre, pero no todo el mundo quiere erigirse independientemente. Para esas personas, Louboutin recomendó conseguir gente que respete tu visión y trabajo, de manera que te sientas bien y cómodo.

4. Cambiar está bien.

Aunque la “tradición” hasta ahora es que después de 18 años respirando, tienes que elegir qué vas a hacer por el resto de tu vida, Louboutin difiere. Dice que los años universitarios (y post-universitarios) son para perseguir tu sueños, sin importar con cuántas paredes te tropieces en el proceso o cambies tu rumbo.

Está bien comenzar por una parte, decidir a la mitad que no te gustó, y volver a empezar de 0.

En su experiencia, después de haber diseñado por 13 años para otras personas, se retiró y empezó a hacer paisajismo por dos años (estilo Steve Jobs en clase de caligrafía en Reed College). Su impaciencia y gusto por la inmediatez no le permitieron seguir por ese camino, pero para él, fue una de las experiencias que más nutrieron su carrera como diseñador.

5. No tienes que perseguir una meta específica.

Louboutin recomienda ser más gentiles con nosotros mismos al salir de la universidad. En vez de encasillarse en una ruta específica, disfrutar y nutrirse del proceso de todos los días.

“El éxito es la suma de todo lo que has aprendido, amado y nutrido”.

Para eso, el diseñador alentó a los graduandos a vivir y amar bien, de manera que tus experiencias se trasladen a tu trabajo, y que el mensaje que tengas sea tan importante para ti que se te haga imposible no compartirlo con el mundo.

Honestamente, nos encantó el mensaje de Christian, puesto que no se paró en frente de miles de graduandos acompañados y sus familias a relatar los mismos “5 pasos para el éxito” que tanto hemos escuchado.

No nos habló como el monstruo de la moda que es, sino como aquel parisino que llevaba 5 días sin bañarse porque vivía en su estudio sin ducha, pero que tenía un sueño grande y una buena mano para plasmarlo.