La profesiones más subestimadas

La profesiones más subestimadas

Cada vez que un cliente subestima una profesión, un recién graduado tiene una crisis existencial y eso es triste. Más triste que eso es ver a tus propios colegas denigrando lo que haces… y tristeza nivel capítulo de Seymour de Futurama, es ver a gente que no tiene ni idea de qué haces, encontrando las suficientes bolas como para subestimar lo que haces.

Si tu profesión está en esta lista, I feel you, bro.

Diseño Gráfico

Los diseñadores gráficos están atrapados entre colegas que regalan logos y se dejan pisotear permitiendo 10 mil correcciones, y los clientes que juran que saben más que los diseñadores porque tienen “ojo para eso del diseño”.

Diseño Web

Y luego está el diseñador web que tiene que luchar por legitimar lo que hace ante el mundo entero.

El universo piensa que buenas habilidades en diseño editorial son transferibles al diseño web… por eso el universo está lleno de páginas espantosas y botones mal hechos.

Community Management

Si tuviera un dólar por cada vez que alguien ha leído una guía de Neil Patel e inmediatamente ha salido a hacer una “agencia digital”, las compraría a todas solo para destruirlas y quemarlas.

Es triste la cantidad de gente que piensa que llevar redes es solo saber usar Facebook. Hacen las redes más aburridas con cada post sin inspiración que sacan en las redes de las pobres marcas a las que convencieron de que eran “expertos del marketing digital”.

Redacción

Tengo 4 años siendo ghostwriter, contrario a lo que piensa mi familia eso no involucra cubrirme con una sábana blanca y hacer esta clase de chistes fáciles y malos. Sí involucra horas y horas de lectura e investigación para hacerme pasar por arquitecto, o drogadicto, o planner hindú de bodas.

Eso sin contar los 6 meses que pasé entrenándome para poder escribir 2500 palabras en 2 horas. Por eso es medio ofensivo cada vez que alguien que jamás ha escrito nada más largo que un tweet me dice “marica, píchame un trabajo como el tuyo. Se ve súper fácil. Yo puedo con eso”. F*ck you.

Fotografía

El blanco y negro no te hacen artístico, y una cámara profesional no te hace Henri Cartier Bresson.