Las mujeres de la Casa Blanca inventaron una estrategia para hacerse escuchar - The Amaranta

¿Cómo hacen las mujeres en la Casa Blanca para ser escuchadas?

Y no, no tiene nada que ver con Trump.
Author:
Publish date:
Reuters/White House

Reuters/White House

Definitivamente no fue ayer cuando las mujeres entramos al campo laboral, pero aún en el 2016 estamos averiguando cómo hacer que nuestra voz sea escuchada y defender lo que pensamos, ya sea gritándolo a los cuatro vientos o dejándolo aparecer sutilmente en una que otra conversación.

Jessica Bennett, autora del libro “Feminist Fight Club: An Office Survival Manual”, le ha dedicado más de una investigación a las relaciones interpersonales y las estructuras en el trabajo convencional. "No importa cuán progresivos podamos pensar que somos en el 2016, creo que la mayoría de nosotros todavía define el liderazgo en términos masculinos". Y por más que las líneas divisorias hayan perdido fuerza, aún están ahí para recordarnos que el desafío de las mujeres en la Casa Blanca va más allá de sentarse a escuchar las ideas de otras personas.

"No es agradable tener que recurrir a un hombre para que decir 'Inclúyeme en esa reunión'" - Susan E. Rice, asesora de seguridad nacional.

Cuando el Presidente Obama asumió el cargo, dos tercios de sus principales colaboradores eran hombres. Actualmente, sigue siendo una atmósfera política dominada en su mayoría por el sexo masculino. No porque nos superan en cantidad, ya que hoy en día los ayudantes más cercanos al presidente están equitativamente divididos entre mujeres y hombres (aunque ellos aún ganan 16% más que nosotras), sino porque las reuniones son lideradas por sus ideales; y cuando las mujeres que aspiraban estar a cargo en la oficina Oval se dieron cuenta de la desventaja que tenían, no se quedaron de brazos cruzados.

En vez de eso, desarrollaron una estrategia para reuniones llamada “amplificación”, que se basa principalmente en secundar y repetir las ideas que surjan de otras colegas, manteniendo presente el nombre de la autora para que la idea no sea reclamada por otra persona. En resumidas cuentas, es repetir lo que tu compañera de trabajo dijo hasta que las otras personas en el cuarto no puedan ignorar la propuesta. Un proceso sencillo que ha llamado la atención de todo el Internet. Al igual que la jefe de operaciones de Facebook (y #GirlBoss) Sheryl Sandberg, quién dijo que la estrategia era más que “algo enorme” para nosotras.

Reuters/White House

Reuters/White House

Pero, ¿realmente podemos aplicarla en nuestro día a día?

Aunque trabajar en la casa blanca no es como trabajar en cualquier otro lado, el éxito de la estrategia puede extrapolarse a varios ámbitos de nuestra vida siempre y cuando podamos superar los estereotipos competitivos. Por más de que los milennials hemos derrumbado la idea de ver a nuestros colegas como rivales, aún existen personas que basan su filosofía laboral en superar a los demás a toda costa, y es en ese punto cuando las mujeres nos encontramos con una barrera más grande. La ciencia de toda “amplificación” es poder confiar en tus co-workers para que te respalden, sin su apoyo, no importa cuantas veces repitas tu idea, no tendrá efecto.

Fuera del mundo del mundo político, la técnica de eco significa un camino viable para hacer escuchar tu voz. En la oficina, un trabajo de la universidad o hasta en una cena familiar, lo único que necesitas es identificar los puntos claves del discurso y repetirlos para ganar puntos en la hermandad femenina.