Maquillarte para el trabajo tiene un gran impacto en tu cuenta bancaria

Piénsalo dos veces antes de saltar tu rutina de belleza matutina.
Author:
Publish date:
Alexander Solodukhin

Alexander Solodukhin

Cinco minutos pueden hacer la diferencia entre un rostro recién levantado y un ser humano decente, pero si la noche anterior trabajamos hasta tarde, un esfuerzo para lucir más arregladas en la mañana parece estar fuera de discusión. ¿Qué pensarías si te dijéramos que ese tiempo puede agregarle un dígito más a tus ingresos?

Una rutina de belleza puede significar, a lo largo de nuestra vida, una increíble cantidad de dinero y tiempo (sin contar el que le dedicamos a elegir la ropa, el cabello y a arreglarnos las uñas) y muchas veces, esta inversión es tachada por banal; pero la razón detrás de esto puede estar respondiendo inconscientemente a un estímulo positivo. 

GETTY IMAGES

GETTY IMAGES

Todas conocemos a esa compañera de trabajo que se despierta temprano para pintar sus labios y definir sus cejas (si no la conoces, probablemente seas tú) y un nuevo estudio realizado por los sociólogos Jaclyn Wong y Andrew Pennernos demostró que ella puede estar haciendo más dinero que el resto por esos minutos extras.

La investigación reunió a 14.000 personas para conocer el vínculo entre el atractivo y los ingresos. Al igual que muchos estudios anteriores, confirmaron que las personas atractivas ganan más dinero que las “normales” (hasta 20% más), pero lo que nos llamó la atención fue la diferencia en los conceptos de “atractivo” según los géneros. Los resultados puntualizaron que los hombres no son juzgados por las apariencias tanto como las mujeres.

Más allá de cumplir con los estándares de belleza, Wong y Pennernos descubrieron que hay una gran diferencia entre los salarios de las mujeres y los hombres cuando se toma en cuenta el cuidado e higiene de la persona. Al notar la variación, quisieron profundizar lo que significaba realmente “ser atractivo”, ¿es algo que adquieres o naces con los atributos?

La mayoría del peso para clasificar si una mujer es atractiva o no, recae en su aseo personal. Prácticas tales como aplicarte maquillaje, elegir un buen outfit y arreglar tu cabello son más valoradas a la hora de definir tu belleza que los atributos físicos. Aunque es todo lo contrarío cuando se toma en cuenta a los hombres, en ellos la preparación no influye tanto en sus salarios; aproximadamente la mitad de su efecto de atracción viene del aseo. 

"De acuerdo con el estudio, los resultados sugieren que la belleza, especialmente de las mujeres, es más un comportamiento — 'algo que haces' en vez de 'algo que eres.'" - The Washington Post

Cuando nuestros ingresos están en juego, pasar cinco minutos frente a un espejo aplicando rímel parece inofensivo (aún cuando tenemos que sacrificar esos últimos momentos del sueño) pero no solo para satisfacer a los demás, sino para desarrollar una imagen personal que exprese un hábito de cuidado y caer en lo desalineado. Un #nomakeupmakeup puede ser la solución acertada para llegar al trabajo con la cantidad justa de maquillaje y sin mucho esfuerzo.