Los grandes empresarios también se equivocan y les cuesta millones - The Amaranta

Los grandes empresarios también se equivocan y les cuesta millones

Todos alguna vez hemos tomado malas decisiones. Unas peores que otras, pero si algo es seguro es que ninguna de ellas nos ha costado más de medio millón en ganancias; lo máximo que hemos logrado es amanecer el domingo con dolor de cabeza y dos aspirinas en la mesita de noche, que por supuesto no se compara al dolor de cabeza.

En la larga lista de las decisiones de gestión equivocadas, algunos casos son la antología de los errores, en los que emitir un juicio sin pensarlo dos veces le ha costado más que sus esfuerzos monetarios. Y como nos encanta hacerte sentir bien, resaltamos las que son merecedoras de un Oscar por desastre colectivo para que la próxima vez que te arrepientas de una decisión, puedas encontrar consuelo de que alguien lo hizo peor que tú.

No M&M’s para E.T

En 1981, Universal Studios le propuso a la compañía Mars, Inc. (los que inventaron los M&M’s) formar parte del film como promotores. Los hermanos Mars rechazaron la idea y Universal se fue con su rival Reese’s Pieces de Hershey’s. Tan solo dos semanas después del lanzamiento, los Reese’s habían triplicado sus ventas. Quizás no sea la peor decisión de la historia, pero apuesto que la próxima vez que veas la película le prestaras más atención a los dulces que llevaron a E.T. a la casa de Elliott.

¿Para qué necesitaríamos un teléfono? 

La pregunta que nunca nos haríamos salió de los labios de William Orton, presidente de la Western Union Telegraph Company, cuando Gardiner Greene Hubbard (el que dirigía el invento de Alexander Graham Bell) le ofreció la patente de un aparato llamado “teléfono”, que no pasaba de los 100.000 dólares. Orton dudaba de sus posibilidades de comercialización porque “¿Qué uso puede darle esta compañía a un juguete eléctrico?” Yep, right.

¿Una acción por 610.000 yenes o 610.000 acciones por un yen?

En el 2005, un corredor de Bolsa que representaba a la empresa japonesa “Mizuho Securities” cometió un pequeño error que le costó a la compañía más de 240 millones de euros. En vez de sellar el trato de una acción por 610.000 yenes, cedió 610.000 acciones por un solo yen. Por mucho que Mizuho Securities intentó revertir el error con el Mercado de Valores nipón, no pudieron anular la operación. 

Apple tuvo un tercer socio

Ron Wayne fue co-fundador de Apple hasta 1975, cuando vendió sus acciones por nada más y nada menos que 800 dólares. Tan solo dos años después, las ventas subieron hasta $2.7 millones y en el 2016, se estimó que el 10% de la empresa que Ron vendió se traducía a 63 billones de dólares.

No Netflix and Chill para Blockbuster

Blockbuster negó la oferta de Netflix para comprarlos por $50 millones en el 2000. Años después, Blockbuster ha cerrado sus tiendas y Netflix entró de 15 en la lista de compañías innovadoras con $41.1 billones de dólares.

BOOM al alcance de tu mano

Si pensabas que ya todo lo que podía hacer un celular estaba inventado, en el 2016 Samsung lanzó al mercado el primer celular que explota. La nueva capacidad de autodestrucción le ha costado a la empresa más de 20 mil millones de dólares en capitalización bursátil, sin contar que sus acciones cayeron un 8%, pero al menos ha valido cada uno de los memes que ha creado el maravilloso mundo del Internet. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed