Lecciones de éxito por Don Draper y Jack Donaghy

Lecciones de éxito por Don Draper y Jack Donaghy

Digo amados y odiados porque tienen la capacidad de hacer que te enamores locamente de ellos y en otros momentos harán que quieras ahorcarlos, más de una vez.

Por si no han visto 30 Rock o Mad Men, procederé a presentarles a estos dos fabulosos personajes.

Por cierto, no entiendo qué están esperando para ver estas series.

Jack Donaghy es un personaje ficticio interpretado por Alec Baldwin para el sitcom de la cadena NBC, 30 Rock. El personaje fue escrito por Tina Fey, quien interpreta a la ejecutiva ultra feminista, Liz Lemon. Jack es su jefe y a lo largo de la serie se convierte en su mentor personal.

Su afición por la política, dinero, estatus y poder, lo convirtieron en un hombre exitoso, que fue escalando puesto por puesto hasta llegar a donde siempre había soñado.

A pesar de ser un poco machista, quizás sin querer serlo del todo o para molestar a Lemon, Jack es uno de los hombres más seguros y exitosos de la TV y a lo largo de la serie va compartiendo sus lecciones de vida con los televidentes.

Donald Draper, mejor conocido como Don Draper, es un personaje ficticio interpretado por Jon Hamm para la serie de la cadena AMC; Mad Men.

Don fue el Director Creativo de la firma de publicidad Sterling Cooper y luego socio fundador de Sterling Cooper Draper Pryce, dos de las empresas publicitarias más importantes de Nueva York en la década de los sesenta. El efecto Draper es tan fuerte, que en el 2009, la revista Ask Men llamó a Draper el hombre más influyente del mundo, por delante de figuras de la vida real.

Al igual que Jack, Don también es bastante machista, pero debemos recordar el contexto y la época en que se desarrolla la serie. De todas formas en esta ocasión haremos énfasis en lo bueno de los personajes y sus poderosas enseñanzas para la vida y el trabajo.

Aunque son dos personajes que se desarrollan en épocas sumamente distintas, tienen más de una característica en común: persuasión, capacidad de influir en la gente y una seguridad envidiable.

Por lo tanto procederemos a compartir sus consejos más valiosos para llegar a ser gente exitosa en la vida.

Ver relacionados:

Cosas que tienes que recordar cuando te estás acostumbrando a un trabajo

La semana laboral de 6 horas

Nunca pienses que alguien es mejor que tú

Todos tienen más miedo y son más inseguros que tú. Eso es ley.

Aunque estés temblando por dentro, siempre en tu exterior deberás mostrar calma y confianza, de esta manera llevarás siempre ventaja en cualquier reunión, discusión o situación.

Si quieres algo en la vida, extiende la mano y agárralo

Trabaja duro por lo que quieres. No importa cuántos detractores tengas, si crees en ti y en todas tus capacidades, todo será posible. De esta manera serás exitoso y a la vez irás ganando más seguridad y confianza en tí mismo.

No dejes que la sociedad te limite

Los rebeldes son los que más rompen barreras y los que terminan cambiando el mundo. Así que adiós a los convencionalismos, a lo cuadriculado y preestablecido.

Si te crees el más inteligente y seguro en una reunión, lo terminarás demostrando y por ende siendo

Sí, self confidence at it’s best. Si te convences a ti mismo, ya convenciste a los demás.

La apariencia física es importante

Y las primeras impresiones lo son todo. Aunque bien sabemos que no nos sacamos la lotería genética y que ni con un milagro seremos ni la mitad de vistosos que estos personajes, estar bien vestidos, perfumados y peinados hará la diferencia.

Así que millennial andrajoso que trabaja desde la casa y usa eso como excusa para no bañarse y arreglarse: oiga consejo pa’ que llegue a viejo.

Proyecta lo que quieres que otros vean en ti

Suena un poco como una actuación, por lo tanto hay que tener cuidado para no exagerar. Pero de esta manera los otros verán lo que tú deseas proyectar y transmitir y así lograrás credibilidad, influencia y seguridad.

Domina el arte de contar historias

Para los que trabajamos en el área de la publicidad, comunicación social y los negocios, sabemos lo importante que es influir en las personas.

Y la única manera de lograrlo, es convenciéndolos a través de la manera más primitiva de la comunicación: las historias.

Dominar el arte de contar historias requiere práctica y tiempo. El tono de voz, la modulación, las expresiones corporales y la seguridad al hablar son claves.

Estamos hablando de dos personajes que tenían la capacidad de controlar a un salón únicamente por sus ideas y su voz. Algo sabrán.

Seguridad

Quizás lo más dificil, pero realmente fundamental. Practica en el espejo y repasa el punto número cuatro.

No te conformes

Si estás claro de lo que quieres, no te quedes a medias.

Toma riesgos

No se mete gol sentado en la banca.

Si lo logras: increíble. Si no lo logras: sigue intentando.

Relájate

Tampoco somos robots. Habrá cosas que saldrán bien y otras serán desastrosas. El secreto está en relajarse, confiar, pero no dejarle todo al destino o a la suerte.