Las mujeres a las que no les dieron crédito

Hicimos nuestra tarea, y hay varias de las que seguro ni has escuchado.
Author:
Publish date:
NASA

NASA

No es extraño para nadie la batalla que han tenido las mujeres por ser reconocidas como profesionales importantes a través de la historia. Ya sea porque su trabajo predestinado era criar muchachos y lavar platos, o porque cuando hacían más de una cosa bien tenían que ser quemadas en una hoguera por brujería.

Es que realmente vivir en un mundo patriarcal, llevar una casa, ser mujer y tener aptitudes profesionales parecía requerir de magia para lograr todo con éxito.

Puede ser porque las personas se sentían amenazadas, porque nada más peligroso que una mujer con un titulo universitario ¿no?

Pero a pesar de todo esto, a la luz han salido artículos en The Huffington Post aclamando algunos inventos paridos por mujeres que han hecho de nuestro mundo un lugar mas fácil y feliz. La cerveza, las galletas con chispas de chocolate, el lavaplatos, el Monopolio, los software de las computadoras, el material de los chalecos anti balas, y muchos más forman parte de esta sencilla y juguetona lista.

En nuestra opinión, este punto de vista sobre los aportes de las mujeres como inventoras es hasta insultante. Es como decir, “Hey, las mujeres sí hicieron algo y son cosas divertidas como la cerveza y las galletas, thanks girls!. Por esto asumimos que en algún lado debía haber información sobre mujeres que inventaron algo más. Después de todo, no es como si la raza humana llevara 120.000 anos en la tierra, con mujeres en ella por cierto.

Para nuestra, no-tan-sorpresa, teníamos razón, las mujeres -por lo menos en el área de la ciencia- han hecho descubrimientos asombrosos y muchas de ellas no les crédito por ello. En muchos casos, las atribuciones a los inventos se le dio a sus esposos, los premios a sus “compañeros de trabajo” o simplemente fueron tachadas de los libros de historia.

National Geographic y BBC han tratado de rescatar y hacer conocer esta lucha milenaria que han tenido las mujeres en la ciencia, porque incluso hoy en día, los dibujos en los cuadernos de los niños muestran a los científicos como figuras masculinas (también los bomberos, los policías, los chefs y los doctores, pero por ahora, nos enfocaremos en los científicos)

Esther Lederberg hizo descubrimientos claves en el campo de la genética. Resulta que su aporte fue nada más y nada menos que hacer el primer bosquejo correcto de cómo funcionan los genes. Sin embargo, en 1958 su esposo Joshua recibió el Premio Nobel de Ciencia con una investigación fundamentada en los descubrimientos de su esposa, pero ni la Academia ni él le dio crédito.

Esther Lederberg

Esther Lederberg

Existe una cosa que se llama “pulsares” que son los residuos de una estrella que se hizo supernova y Joselyn Bell Burnell los descubrió en 1967. Lo maravilloso de su descubrimiento, es que refutó la teoría de que estas estrellas desaparecían, en su lugar realmente dejaban una densa estela de mini estrellitas, por decirlo de la manera más didáctica posible. Pues para la sorpresa de todos, Anthony Hewish, el supervisor de Burnell en Cambridge, recibió un Nobel por el descubrimiento y ni siquiera fue nombrada en los aportes.

Joselyn Bell Burnell - BBC

Joselyn Bell Burnell - BBC

Rosalind Franklin fue pionera en el campo de la radiología X, método con el cual hizo una imagen de la molécula de ADN. Pero nada más James Watson fue el que recibió el premio en su lugar, y como estamos notando un patrón en todas estas historias, nos parece hasta redundante tener que decir que no le dieron ni un besito en la frente de gracias.

Rosalind Franklin

Rosalind Franklin

La china Chien-Shiung Wu, en su carrera científica logró colaborar con el desarrollo de una bomba atómica y revertir una ley de la física. Formó parte del Proyecto Manhattan y luego de la guerra se quedó en Estados Unidos para ser reconocida como una de los físicos experimentales más notables de su época. Dos científicos masculinos se le acercaron en los 50's para colaborar en un proyecto que ella estaba desarrollando usando cobalto-60 (una forma radioactiva de cobalto) y con este revertió una ley de la física que fue galardonada con un premio Nobel donde no reconocieron a Wu.

Chien-Shiung Wu - AP

Chien-Shiung Wu - AP

La persona que determinó que los cromosomas y no el ambiente eran los que determinaban el sexo de una persona también fue una mujer. Nettie Stevens dictó toda la teoría que nos explican en el colegio de los cromosomas X y Y, pero un compañero de ella llevaba una investigación similar, y Nettie sufrió algo que llaman el “Matilda Effect” que es la negación de reconocimiento a las mujeres por descubrimientos científicos, por lo que su nombre no apareció en los libros de determinación de sexo de su época.

Nettie Stevens

Nettie Stevens

Y por último, dejando al lado las ciencias y adentrándonos en un logro más actual, tenemos a J.K. Rowling. Por si no lo sabías, la aclamada autora escribió el manuscrito de Harry Potter bajo un seudónimo de iniciales porque es mas fácil que publiquen un libro si es de un escritor hombre. Joanne terminó siendo en un momento la mujer más rica del mundo, sin embargo, no pudo poner su verdadero nombre en una de la saga de libros mejor vendida de la historia.

Joanne Rowling

Joanne Rowling

Y aunque todavía cuesta tener reconocimiento como una mujer profesional, parece ser que nuestra labor ahora es recordar aquellas que no lo lograron; para ponernos de mal humor y darle por fin crédito a quien lo merece.