La ortografía que es tan necesaria - The Amaranta
Porque, por qué y porqué

Un niño pequeño empieza el colegio a eso de los cinco años. Moldea plastilina, dibuja a su familia, se memoriza la canción del abecedario y aprende a leer y a escribir.

Antes de siquiera saber en qué año llegó Colón a América, cómo se divide con cuatro dígitos, O cuál es la composición química del agua, para poder obtener todos esos conocimientos académicos (que la mayoría ya se nos olvidaron) tuvimos que pasar por el must más esencial de todo nuestro aprendizaje: leer y escribir.

Saber leer es saber caminar; se aprende de pequeños, nunca se olvida y es más que necesario. Sobra explicar el porqué de su importancia. En cuanto a la escritura, evidentemente va de la mano. Al principio se llama Gramática, luego Castellano, después Habilidad Verbal, y por último en la universidad (y en su forma más compleja), se le llama Morfosintaxis.

Se quiera o no, aprender a escribir es una habilidad tan necesaria como poder calcular lo que me queda en la cuenta si me compro una empanada y un café en la cantina. La usamos a diario y da muchísimo qué decir cuando la ortografía, gramática o redacción está mal empleada en el ámbito profesional.

Como vivimos en un mundo, o en un país que va de mal en peor, se está perdiendo poco a poco esa necesidad profesional de usar una gramática correcta en un entorno público, así sea hablado o escrito.

La cuestión va desde el bombero de gasolina que te responde con “lo que haiga”, hasta medios de comunicación prestigiosos que publican horrores ortográficos en sus redes.

¿Por qué pasa esto?

Bueno, con respecto al mal uso del castellano en toda Venezuela es obvio, vivimos en un país 80% pobre, por lo tanto analfabeta; esa es la respuesta. ¿Pero los periódicos y marcas de renombre? ¿Cómo pagan una valla publicitaria mal escrita?

La lotería está en que, o los redactores se confían en que la computadora y el teléfono te “corrige” lo que escribes, o la persona en verdad no sabe cuándo el “que” se acentúa porque nadie se lo enseñó bien.

Como la mayoría de los problemas sociales de este país, la raíz se encuentra en la educación. Hoy día no debe ser una exclusividad aprender a redactar un buen trabajo solo porque la persona estudió en un colegio privado. Lástima que el aprendizaje público hoy día es tan mediocre como la junta presidencial, si los niños no van a las escuelas es porque están trabajando para llevar sustento a sus casas. 

La evolución de este problema va desde el refuerzo colegial y universitario hasta la proyección laboral, porque así se desenvuelve la cadena. Pero si no le damos la importancia que se merece en todos estos ámbitos, será normal escuchar en un programa de radio las barbaridades que todavía causan asombro.

Así seas Ingeniero con tres especialidades y estés más preparado que el propio Steven Hawking, tratas de aplicar a un trabajo y tu CV está mal escrito, créeme que la de Recursos Humanos pondrá primero al que de casualidad tiene título.