La generación que tiene Instagram sin saberlo

Hay toda una nueva generación de padres que serán community managers de sus hijos, al menos por unos años más

El baby boom es global, no solo en Venezuela.

Solo basta ver nuestros feeds en Instagram, todos nuestros amigos, de cualquier parte del mundo, se están casando y/o teniendo hijos.

Eso nos convierte automáticamente en los primeros en enterarnos desde el primer eco, todo sobre esos bebés que vienen en camino, directamente desde sus nuevas cuentas de Instagram.

@babyfulanicia, @babyperecejo, @babyparedecontar son los usuarios de estos bebés, en donde sus orgullosos y emocionados padres publican sus ecografías 4D, la ropita nueva, la decoración del cuarto, los regalitos, y cómo se preparan para recibirlos.

Luego de su nacimiento, van mostrando su evolución. La foto con los números que representan los meses que tienen, la primera vez tomando sopa, la primera vez comiendo sólidos, las primeras lenguaradas, los primeros pasos, y no pueden faltar los videos de sus primeros pasos de baile, escuchando reggaetón.

Normalmente, las cuentas pasan por un periodo de inactividad, porque ser padres cansa. Y mucho. A la mayoría no les da tiempo de seguir posteando, ni de tomar fotos, pero con el paso del tiempo, y con los niñitos más crecidos, generalmente se reactivan.

Par de años después ocurre el primer cambio de username, porque el tiempo demuestra que ya @babysutaneja dejó de ser una bebé, pero sigue siendo adorable y fotogénica.

Entonces ahí le ponen el nombre completo, y en la biografía obligatoriamente “cuenta manejada por sus papis” o “fotos tomadas por mami y papi”, y comienza la competencia de padres, por mostrar cuál de sus hijos es el más cuchi o el más gracioso.

Instagram se ha convertido para esta generación, lo que era para la de antes los álbums fotográficos. Esos que aunque guardaban nuestros recuerdos más lindos, eran sumamente pesados y más de una mamá obstinada botó, porque ocupaban mucho espacio.

Solo que este álbum de fotos es más cool, porque no se lo van a comer las termitas en una mudanza por ser digital, admite vídeos, acepta comentarios, y muchos corazones.

Además puede que perdure más en el tiempo (si es que Instagram no sufre en unos años el mismo destino de Myspace).

Lo que no sabemos con certeza es si los bebés de esa nueva generación podrán ser dueños de su propio Instagram (todo depende, de si no sale una poderosa red social antes que acabe con esta) y cuánto más lograrán sus padres seguir manejando sus cuentas.

Muchos otros quizás oirán las historias por medio de sus padres, los cuales les relatarán que en su tierna infancia, eran famosos en esta red social. Y solo quedará saber si ellos les creerán.

Como no podemos predecir el futuro, ni saber con certeza que pasará, solo podremos hablar del presente, el cual indica que: hay y habrá una generación de Instagram que es usuario indirecto y que capaz nunca podrá o sabrá disfrutarlo como lo hacemos nosotros.

Lo que sí tenemos seguro, es que por los momentos, seguiremos disfrutando y viendo la evolución y videos graciosos de estos pequeños, y hasta veremos a algunos convertirse en famous ig babies.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed