¿Descansar o seguir trabajando?

A veces, cuando tienes montañas de trabajo encima, deberías olvidarte por completo de las miles de técnicas de productividad que hay en el mundo y enfocarte en nada.

El mundo laboral te dice que cada minuto de tu trabajo tienes que pasarlo siendo productivo excepto por la hora que te regalan para almorzar, pero perder tiempo o gastarlo en algo que tu jefe no aprobaría es tan importante como mantener tu bandeja de entrada en orden. El truco está en saber cuándo es el momento de dejarte distraer:

Ver relacionado:

Formas de concentrarte que no implican sonidos raros ni engañarte a ti misma

Los ‘motivational posters’ que sí necesitas en el trabajo

Los elementos clave que harán la diferencia en tu espacio laboral

No puedes escribir ni una letra sin abrir Facebook

Apenas empiezas a medio progresar en lo que necesitas hacer, te distraes. Cuando te das cuenta llevas 15 minutos en Twitter, o estás en un hueco de Wikipedia leyendo sobre la clase de zapatos que más le gustaban a Napoleón Bonaparte.

Es la manera que tiene tu concentración de anunciarte que es hora de parar o va a terminar emancipándose sin tu consentimiento. Si automáticamente estás rebotando de una actividad a otra, necesitas parar y parasitear un buen rato.

Estás encerrada en la misma idea hace horas

Se te tiene que ocurrir algo genial y tú estás completamente casada con la idea más básica del mundo. Estás en shutdown, es momento de pararte, distraerte y olvidar lo que tienes que hacer un rato.

Has hecho miles de cronogramas sin avanzar

Cuando viste todo lo que tenías que hacer, te sentiste abrumada pero todavía no te has dado cuenta. Entonces haces listas de todo lo que tienes que hacer y cronograma tras cronograma porque te hace sentir como que estás haciendo algo pero en realidad estás en modo syntax error, y de ahí no va a salir nada ni remotamente productivo.

Te sientes mega saturada

Lo sabes, una voz dentro de ti te pide que salgas a tomarte un café, stalkear a tu ex un rato, ver maquillaje sobrevalorado en Farmatodo, básicamente lo que sea menos seguir sentada frente a una pantalla sin ganas de hacer tu trabajo. Girl, be free. No te tomes la tarde entera para salir a hacer nada, pero por lo menos unos minutos para que tu cerebro se descongestione.