Aprender a decir no en el trabajo - The Amaranta
Aprende a decir que no sin decir que no

Para ser bueno en tu trabajo tienes que aprender a decir que no. Es lo que evita que termines explotado y odiando cada segundo de lo que haces mientras tu jefe te grita por no haber terminado las 8000 cosas que tenías que hacer.

A veces, aun cuando lo sabes, te da por hacerte la servicial y amable y decir que no se vuelve más complicado de lo que debería. Por eso te damos técnicas sencillas para negar una propuesta como una profesional:

Establece tú la fecha de entrega

Cuando te pidan que te encargues de un nuevo proyecto sin haber terminado los otros 5 que tienes a medio camino, di tranquilamente “ok, puedo entregar dentro de 3 semanas”. No lo exageres, solo sé realista. Si es algo importante y urgente, buscarán a alguien que esté más libre.

Échate tierra civilizadamente

Resalta tus debilidades y cómo afectarían negativamente al proyecto. Teniendo cuidado de no hacerte ver como una completa inepta que solo consiguió el trabajo por suerte.

Busca una alternativa

En vez de simplemente decir que no directamente, ofrécete a hacer otra cosa distinta a la que te están pidiendo. Solo empieza con “y si mejor hago…” y escoge algo más que sí puedas y estés dispuesta a hacer.

Postula a alguien más

Practica tu cara de “miss que dice que alguien más debería ganar”, y di “oh, creo que Clara es perfecta para ese trabajo. Seguro le quedaría muchísimo mejor que a mí”. Todos sabrán lo que estás haciendo realmente pero nadie podrá decirte nada porque estás siendo amable y dulce.