¿Cuál es el peor error que cometiste en el trabajo?

¿Cuál es el peor error que cometiste en el trabajo?

Si tuviésemos un manual de instrucciones para sobrevivir al trabajo, nos ahorraríamos muchos momentos incómodos, disculpas nerviosas y anécdotas vergonzosas; además de que este artículo no existiría. Pero ya que nuestros primeros encuentros con el mundo laboral son lo más cercano a una aventura diaria que tenemos, no es suficiente con la cantidad absurda de libros y TED Talks que vimos para tratar de evitar los “errores” más comunes que la gente comete en su trabajo.

Por eso, en vez de presentarte una lista detallada con lo que no debes hacer cuando estás en la oficina, decidimos preguntarle a los expertos que prefirieron experimentar las consecuencias de sus errores por su propia cuenta, así podemos aprender algo de sus infortunios antes de que nos pasen a nosotras.

¿Cuál es el peor error que cometiste en el trabajo?

“Decidí lanzármelas de mujer moderna del siglo XXI e invité a mi jefe a salir. Fue horrible” Gaby, 22.

“Era el cumpleaños de mi mejor amiga así que nos fuimos a rumbear en plena mitad de semana, al día siguiente tenía una reunión con mi jefa que resultó ser para felicitarme por mi puntualidad y eficiencia. Ese día llegue dos horas tarde y se me quedaron unos papeles importantes en mi casa” – Daniela, 29.

“Pasó en la fiesta de navidad de la empresa. Te quiero contar más pero no me acuerdo” – Leonardo, 26.

“Fui Community Manager de una compañía de repuestos. Un día me confundí y publiqué una foto de mi novio y yo en Morrocoy en la cuenta de la empresa. Dos días después me llamó la esposa de mi jefe para ver si la podía quitar’” – Ana Sofía, 23.

“Mi supervisor pasó como treinta minutos explicándome cómo usar un programa en la computadoras pero no le paré, después de que terminó me pidió que hiciera un trabajo en el mismo programa. Yo dije que me sentía mal, me fui y pasé toda la noche viendo tutoriales” – Oriana, 25.

“Dejé WhatsApp Web abierto en la laptop y mi compañera de trabajo leyó cuanto odiaba que me pidiera favores cada cinco minutos. Por lo menos dejó de pedirlos jajaja” – Lorena, 21.

“Fui a una entrevista de trabajo en un restaurante y como pensé que el entrevistador pagaría la cuenta ni vi los precios. A la hora de pagar me dijo que dividiéramos las cuentas y tuve que inventar que me vería también con una amiga en el mismo lugar así que pagaría después. Al final ni me dieron el trabajo y tuve que transferirme de la cuenta de mi papá porque estaba en cero” – Andrea, 22.

“En el aniversario de la empresa un compañero de trabajo iba a dar el discurso pero golpeó muy duro la copa, se rompió y le saltaron algunos cristales. Tuvimos que llevarlo a emergencias” – Luis Javier, 33.

“Dije que estaba enferma y me fui a la playa con unas amigas. Mi jefe le dio like a mis fotos en Instagram jajaja” – Inés, 20.

Las maravillas de trabajar, nunca sabes qué puede pasar cuando pones un pie en la oficina. Por suerte, nosotras nos aseguraremos de no dejar nuestras redes sociales abiertas y decidimos aprender primeros auxilios porque, al parecer, nunca está de más.