Respira y reza

Lo sabemos: existir en el mundo ya es suficientemente complicado como para que además de intentar no morir, también tengas que preocuparte por coexistir y querer, pero no poder, acabar con la existencia de los que te rodean.

Compartir el mundo con personas que aún defienden el comunismo, que creen que los cambios climáticos son inventos chinos y que las mujeres nacieron para reproducir bebés como primordial responsabilidad, además de planchar y cocinar, es un reto diario que no todo ser humano está dispuesto a ganar.

Sin embargo, en un escenario más cercano, dentro del pequeño universo que viene siendo nuestro espacio de trabajo, podemos conseguirnos con personalidades un poco menos irritantes pero igual difíciles de tratar.

Ver relacionados:

¿Qué tipo de co-worker eres en la oficina?

Hacer amigos en el trabajo te beneficiará más de lo que crees

Pero no te preocupes, después de exponernos al ecosistema laboral, encontramos la fórmula para lidiar con tus compañeros de trabajo y no reducir la población mundial.

Si tu co-worker también es tu amiga

Repite con nosotras:

“Todo esto será remunerado cuando tengas PMS

Ella también te va a soportar cuando estes en tus días, o cuando tengas un breakup; como si el limpiar tus mocos no fuese venganza suficiente, ella es la persona que te soporta como co-worker con PMS y amiga con PMS. Es doble trabajo, así que puedes lidiar con su esfuerzo por acabar con tu paciencia.

Si no es tu jefa, pero se comporta como tu jefa

Repite con nosotras:

“Ningún marco legal vela por los trabajadores que matan a sus colegas”

Créenos, lo buscamos en el Código Penal, en la Ley Orgánica del Trabajo y en La Constitución; y en ninguno de los documentos antes mencionados se le ofrece beneficios o libertad a los trabajadores que matan a otros trabajadores.

Si tu co-worker cree que subir el la voz es un método comunicacional eficiente

Repite con nosotras:

“Al menos hace un buen sonido de fondo”

Algunos creen que los sonidos de cafetería te hacen más productiva, otros piensan que la música te ayuda y nosotras hemos decidido creer que los gritos de la compañera de trabajo de dudosa estabilidad mental, también pueden ser avalados como sonidos de oficina que ayudan a aumentar tu eficiencia.

Y si no lo crees, al menos te enseñan todo lo que no quieres ser; y eso te hace más productiva. Duh.

Si tu co-worker es también tu crush

Repite con nosotras:

“Menos mal no te lo tienes que calar como novio”

Imagínate si así te sientes de nueve a cinco, como sería si las stalkeadas espontáneas hubiesen evolucionado a un romance de oficina; al menos no tienes que soportarlo como novio, también.

Si tu co-worker tiene complejo de Steve Jobs

Repite con nosotras: 

“Steve Jobs está muerto”

Así que puedes soñar que él y su ego están fuera de tu vida, porque no le llegan ni al perolito que usas para evadir los ladrones de Caracas.

Además, que sepa usar Google Calendar no lo convierte en un magnate superdotado.