Cómo hacer que tu CV parezca impresionante

Porque en realidad nadie sabe.
Author:
Publish date:
her7

A la hora de redactar nuestro curriculum vitae cualquier cosa es potencial de experiencia laboral; desde el curso que hiciste en tercer grado hasta la “facilidad para trabajar en equipo” que lograste cuando intentaste terminar tu tesis y mantener una amistad con tu grupo al mismo tiempo.

Todo importa cuando tienes que venderte en una cuartilla, sobre todo si te quedas sin pseudo-habilidades y te das cuenta de que solo tienes dos o tres aspectos interesantes que escribir que no requieren de una inyección de adornos para que parezcan atractivos; en cuanto al resto, no te queda otra que maquillarlos porque cualquier situación en la vida es una oportunidad para nutrir tus habilidades laborales.

O al menos eso es lo que te sigues diciendo a ti misma mientras inventas un par de habilidades que no pensabas que tenías sino hasta este momento.

Pero no hay nada de qué preocuparse. Los CV's pueden ser difíciles de redactar cuando no tienes un gran historial de trabajo, pero con una u otra palabra clave, recursos humanos estará feliz de verte de vuelta. 

Estos son los tips que necesitas seguir para hacer que cualquier trabajo y habilidad en tu currículum vitae parezca impresionante. Porque todo se trata de perspectiva.

Usa voz activa

El lenguaje es importante, y uno de los secretos para añadirle escarcha a tus habilidades es usar palabras activas en vez de pasivas, que son las que en realidad ponen el foco en el logro.

Ejemplo, “Dirigí las comunicaciones digitales de X empresa”. Es más atractivo y te posiciona en la frase como responsable de un cargo. Además, los reclutadores pasan solo 30 segundos leyendo tu CV, y estas frases son las mejores para no perder su atención.

Preferiblemente apégate a este catálogo de acciones: desarrollar, organizar, evaluar, coordinar, asignar y realizar. Son las que más funcionan regularmente.

Palabras claves por aquí y por allá

La comunicación subliminal es tu mejor amiga a la hora de escribir sobre tus habilidades. Lo mejor que puedes hacer para postularte como el mejor candidato para el puesto que están buscando, es tomando palabras que aparecen en la descripción del trabajo y saltearlas en tu currículum.

No solo te vende como la indicada para el puesto, sino que también te posiciona en el sistema de seguimiento de solicitantes (ATS). Una especie de buscador que encuentra palabras claves en los currículums.

Información relevante e información irrelevante

Por más de que nos cueste resumir, al reclutador realmente no le importa que hiciste un curso católico antes de tu acto de confirmación, o que sabes hacer postres cuando te estás postulando para un puesto de manejo de redes.

Si el trabajo no requiere de ciertas habilidades, porque no están relacionadas directamente con el papel que te están ofreciendo, la información que sí es relevante se puede disimular y perder la importancia en un mar de aptitudes innecesarias.

Y si no quieres eliminar en su totalidad la información irrelevante, porque bueno...necesitas algo que poner para distraerlos del hecho de que tu historial de trabajo no es muy largo, al menos resume los detalles para que no le hagan sombra a los relevantes.

Manéjate con números, estadísticas y porcentajes

Además de que llama más la atención, es más atractivo decir que tu nivel de inglés es de un 80% a decir que en medio-alto. Las gráficas son el adorno que tu currículum necesita para ganar valor sin necesidad de rebuscar adjetivos bonitos y sinónimos en exceso solo para mantenerlo interesante

Aunque no tengas ni idea de lo que estás haciendo, la compañía realmente no tiene que saber que tu mayor acercamiento laboral fue visitar la oficina de tu mamá un par de veces. Total, mientras estés interesada en sumar más habilidades a tu currículum para reemplazar los adornos con hechos; tu vida laboral está destinada a evolucionar, o al menos nacer, por ahora.