¿Cómo aplicar el personal branding de Kris Jenner a tu negocio?

Lamentablemente, no puedes pagar por los servicios de Kris pero ¡este artículo es gratis!
Author:
Publish date:
krisjenner

Kris Jenner es otra representación viva del sueño americano, pues cuando estaba casada con el abogado de renombre Robert Kardashian ella apenas era la encargada de una tienda de ropa para bebés. Ahora, es la reina de un imperio lleno de operaciones plásticas, mansiones, marcas de maquillaje y escándalos típicamente posmodernos. Pero imperio al fin.

Y todo esto no lo logró siendo celosa con su “zona de confort”, conformándose con una pequeña tienda y viendo cómo su esposo acaparaba todos los círculos sociales llenos de empresarios y expertos en los negocios. Sino que formó parte activa de ellos; bueno, tenía que hacerlo considerando a sus seis hijos y un divorcio próximo. Pero fue entonces que dio una probadita del mundo mediático cuando le tocó servir de adorno en los programas de su nuevo esposo Bruce Jenner en la sección de gimnasia.

Desde entonces no pudo saciarse al parecer.

Al crecer sus hijos, los fue lanzando poco a poco a participar en los realities que acaparaban la atención ociosa de los televidentes. Empezó con Kim en The Simple Life, a quien convenció de aparecer como la amiga casi invisible de Paris Hilton. Creando así las bases de una dinastía que es hoy, nos guste o no, legendaria, un producto que consumen en más de 300 países del mundo.

Si estás comenzando tu negocio, una historia así te hace pensar “pues porque tenía plata”. Pero Kris Jenner demostró que la clave son los contactos y la imagen que muestres ante ellos.

Kris se volvió sin ningún entrenamiento ni trabajo previo en una experta en personal branding, pues ella es la cabeza de toda la industria, negocios, colaboraciones, patrocinios, vida pública y privada de su prole, y ¿quién mejor ella para darte un curso si estás empezando un negocio? Ella tampoco empezó desde arriba, como ya sabes. Así que sus trucos fueron:

Creó un producto para todo público

Una vez que su familia demostró poder abarcar TODOS los temas posibles, ya cada una se dirigió a distintos públicos. Una misma marca dedicada a todos fue la forma de Kris de no dejar una pantalla sin Keeping up with the Kardashians. Tenemos a Kim para las mujeres que crecieron con ella desde su apogeo hasta ahora y a los millennials y a la generación Z con Kendall y Kylie.

No tiene miedo a las nuevas plataformas de difusión

Kris Jenner no fue la típica mamá que te pide que le crees un perfil de Instagram y que le expliques cómo es que funciona esa loquera. No. Sino que fue ella quien incluso empujó a sus hijos al extraño mundo de las redes sociales. Ahora en todas las veces que tiene la oportunidad, le restriega en la cara al mundo los millones de seguidores que tienen sus hijas, 103 de Kim, 98 de Kylie, 58 de Kourtney... ya entienden mi punto.

No menosprecia ninguna oportunidad de expandir su negocio por miedo a no poder abarcar lo suficiente.

Es congruente con su negocio y su imagen

Los expertos en el área de vender vidas para el espectáculo no dejan de insistir que la genialidad de Kris Jenner se destaca en la gestión de imagen. Ella sabe ser “auténtica” con los problemas o éxitos de sus hijas, con el perfecto toque de drama, comedia y encanto. Lo suficiente para enamorar a la audiencia.

Pues sabe que a los televidentes les gusta ver “la vida real” de los famosos. Pero por favor no vayas a montar historias inútiles en la cuenta de tu empresa.

Valora los contactos como si fuesen joyas 

Si Kris llegó a donde está no fue precisamente por tener mucha fama o dinero, tenía reputación sí, pero gran parte de las palancas que utilizó para catapultarse a su trono del telerrealismo fueron los amigos de su ex esposo Robert. A quienes encantó con precisamente su impecable imagen de madre encantadora y mujer de inteligencia afilada.

Es por eso que debes hacerle ojitos a cualquier tipo de persona, sea importante o no porque nunca sabes a dónde te llevarán esas red de contactos.

El talento y el éxito que llevó a una vendedora de ropas de bebé a ser una magnate en los negocios no fue gratis, fue producto de lo perdida que está la sociedad del siglo XXI y una estrategia siniestra de aprovecharse de esta situación de forma indefinida.

Pues en el momento en el que todos piensan que las Kardashian Jenner están acabadas, ¡BAM! tres de ellas están embarazadas y tú quieres saber todo al respecto.