Cómo aceptar que no eres dueño de un million dollar idea

Cómo aceptar que no eres dueño un “million dollar idea”

Todos hemos estado ahí: estás en una reunión y se te ocurre una idea genial. GENIAL. Nadie en el mundo ha visto algo tan increíble. Esto es lo que pondrá tu nombre en los libros de historia y ahora tendrás que preparar tu discurso para todos los premios del mundo en todas las categorías posibles. Entonces, alguien dice “buen trabajo, equipo. Es la mejor idea que se nos ha ocurrido”, y tu corazón sangra cada vez que escuchas esa primera persona del plural.

La cosa es que aún cuando esa idea se te haya ocurrido enteramente a ti. Probablemente no se lo debes a tu innegable capacidad de innovación, sino al equipo con el que estabas trabajando. Al momento, las circunstancias y el contexto. De hecho, así funcionan los procesos creativos, un montón de gente grita un montón de cosas hasta que todas (o algunas) funcionan y se hacen y el mérito es de todos.

Sí, probablemente más tuyo que de otros, pero que no te proclamen rey (o reina) de todas las ideas del mundo, no es el fin del mundo. Si estás teniendo problemas para aceptar que eso sea así, tengo 4 sencillos pasos para poder aceptar que no eres el ultimate boss, el dueño absoluto de la mejor idea que se hizo en la historia de las ideas.

Paso 1: tómate 10 minutos

El primer paso para lo que sea siempre es “respira, y piensa en otra cosa”. Y supongo que es porque funciona así que respira y piensa en otra cosa. Haz lo que quieras, Carla tiene varias ideas para hacer nada. Hazlas todas, o ninguna. El punto es que tienes 10 minutos para pensar en cualquier cosa aparte de la situación en la que estás en este momento.

Paso 2: deja de creerte Tesla

Sí, el mundo está lleno de personas a las que les robaron el crédito. Pero cuando un grupo adjudica una idea al colectivo, no siempre es una injusticia. De hecho, piensa si tal vez estás dándote más importancia de la que deberías, lo que nos lleva al siguiente paso.

Paso 3: vuelve al inicio del inicio

Si estás haciendo un trabajo de investigación en aislamiento y basándote en observación científica, probablemente tus hallazgos sí sean solo tuyos.

Si estabas participando en un brainstorming, olvídate de la individualidad. Sí, tú dijiste las palabras que dieron forma a la idea final, pero piensa todo lo que tuviste que escuchar para llegar hasta ahí. Todas las contribuciones antes y después. Todo lo que le dió forma a la figura final. Fuiste parte de un equipo y ellos también merecen crédito.

Paso 4: heladorapia

Es decir, la palabra que acabo de inventar para mezclar helado con terapia. Porque es mejor comerse un helado que fantasear sobre cómo vengarte de todas esas personas que no reconocen los innovador que eres.