¿Cómo saber si estás a punto de entrar a la cueva de un bro o a un startup?

Tu jefe es un CE-brOu?
Author:
Publish date:
Updated on
barney

Un bro, en el sentido formal, es uno de esos “hombres” que parece estar en perpetuo estado de adolescencia e inmadurez. Tiene la inteligencia emocional de un mosquito bebé y valora el verse como una persona genial por encima de cualquier cosa. El bro culture que estos individuos han creado, podemos definirla como una versión tóxica de hipermasculinidad.

El bro ideal sería Barney Stinson durante las primeras temporadas de How I Met Your Mother. Sí, es cómico y entretenido pero, ¿querrías tenerlo de jefe? De hecho, ¿querrías estar en una oficina donde todos fuesen Barney Stinson?

La cultura del bro resalta todas esas cosas insoportables de Barney: Su constante desprecio y objetificación hacia las mujeres, su necesidad de enmascarar su pequeño y miserable ego con un fingido exceso de confianza en sí mismo, y su desespero por hacer que todo parezca “interesante” y “épico”. Y a todo eso además hay que agregarle algo terriblemente desagradable, la habilidad injustificada de verse como seres omnipotentes y omnipresentes que siempre sabrán qué es lo mejor para todo aunque sus niveles de experticia no lleguen ni a n00b.

Todos estos hermosos atributos lograron que los bros viesen en los startups una oportunidad para crear espacios seguros para su broness. Todo lo que tenían que hacer era invertir en una idea, rodearse de sus bros, hacerla parecer exitosa y venderla por un montón de dinero. Nótese como ninguna parte de ese plan involucra de ninguna manera saber trabajar o esforzarse realmente por hacer que algo funcione.

Si eres un bro que nunca ha querido trabajar y solo se preocupa por hacer dinero y parecer un entrepeneur exitoso (Broneur?) todo esto te ha sonado genial. Corre a Silicon Valley y asegúrate de mencionar que eres un bro durante la entrevista, haz un chiste sobre cómo la cultura de violación no existe, y si quieres de verdad ganarte el trabajo, haz un comentario casual sobre cómo todas las feministas somos feas y por lo tanto no merecemos vivir.

Si eres una persona más decente, con un ápice de escrúpulos, y ganas de verdad de hacer una carrera legítima (no una carrera en parecer que tienes una carrera), estas son las señales de que estás a punto de caer en un startup con problemas de bro culture.

Recursos humanos no existe… o es el mejor bro del CEO (¿CE-brO?)

Los startups tienen recursos limitados, por lo que le dan prioridad a muchas cosas antes de emplear a la figura de recursos humanos. Como he pasado casi toda mi vida trabajando de freelancer o equipo remoto no entendí la importancia de recursos humanos lo suficientemente a tiempo como para evitar caer en un startup lleno de bros. Beatriz del pasado era súper ingenua. 

Si no hay recursos humanos no tienes con quien quejarte de nada. Si tu supervisor, o compañero de trabajo, o subalterno, o QUIEN SEA, hizo algo inapropiado, lo más probable es que no haya nada lo suficientemente equipado como para solucionar la situación. Es decir que cualquier sanción con respecto a comportamiento es arbitraria, y probablemente tengas que ver al CEO siendo sorprendentemente inapropiado más de una vez.

Por otro lado, también puede que recursos humanos sólo sea un bro en defensa de otros bros, como descubrió Susan J. Fowler, antigua empleada de Uber. En ese caso, no importa cuántas veces reclames y denuncies, el bro siempre tendrá la razón. Because bros before hoes.

1 de cada 3 palabras que dicen es “disruptivo” o un sinónimo

Ningún startup quiere entrar al mercado para hacer lo que los demás están diciendo. Normalmente los empiezan personas que quieren cambiar algo ya establecido y tienen un plan para hacerlo. Los startups de bros no tienen idea de qué es eso, ellos quieren ser “disruptivos” pero no hay un plan de negocio, y buena suerte tratando de que te hablen de alguna clase de visión a largo plazo que vaya más allá de “ser cool”.

¿Qué tan disruptivo puedes ser realmente en un mercado en el que todo el mundo se autodefine como disruptivo?

Avril-GIFs-avril-lavigne-35624538-500-260

El CE-brO está orgulloso de su ignorancia

Casi todos los bros que empezaron sus propias compañías lo hicieron en una categoría del mercado que no manejan. No tienen ningún conocimiento al respecto y por alguna razón alardean de eso.

De hecho, es casi un punto de honor porque les permite decir que “por eso contratan expertos y gente que sabe más” que ellos. Lo que mantienen oculto es que una vez que contratan a esos expertos, no los dejan tomar decisiones.

Celebran a Elon Musk pero ninguno sabe quién es

Igual que celebran a Mark Zuckerberg y Steve Jobs. Son como la santísima trinidad de los bros startuperos. Pero jamás intentes hablar de las implicaciones del trabajo de ninguno de los 3, o de las situaciones problemáticas en las que se han visto envueltos SpaceX, Facebook y Apple. Los bros sólo saben la versión BuzzFeed de lo que hacen.

Hay más computadoras que mujeres

Los bros tienen un problema super fuerte al momento de contratar mujeres. Eso lo justifican de 1000 maneras distintas, diciendo cosas como “es que no hemos tenido buena experiencia con mujeres”, o “es que las mujeres se van muy rápido”, o “no hay casi mujeres en el ramo que estamos buscando”. Bullshit.

En 9 de cada 10 casos no hay mujeres por la hipermasculinidad tóxica que manejan en cada aspecto del startup.

Los startups se ven atractivos. Te prometen muchas más cosas que el trabajo estándar y además te hablan de un ambiente “moderno” y poco tradicional y todos queremos trabajar en Google. Pero siempre recuerda que cuando una organización está dirigida por un bro, tu trabajo quedará de último lugar en la lista de prioridades que empieza con “medición de penes” y termina en “work hard, play hard”.