Donald Trump luego de varios escándalos se convirtió en Presidente de los Estados Unidos

Fotografía: Reuters

Para muchos, esto resulta ser una sorpresa luego de la imagen del candidato durante la campaña. ¿Se recuerdan que hace unos meses en el plebiscito de Colombia las encuestas le daban la victoria al SÍ y luego ganó el NO? Este es el año en donde estos estudios han fallado con sus predicciones.

Meses antes del día de las elecciones presidenciales ya se tenía un ganador, y ese era Donald Trump. Los que compartieron la idea fueron tildados de locos y que era algo prácticamente imposible de lograr. Ya que Clinton lleva 4 décadas en la política y además cuenta con el apoyo de personajes importantes, por lo tanto era cuestión de esperar su victoria.

Sin embargo, dejaron pasar cuál fue el secreto de Donald Trump para ganarse la confianza del electorado, inmigrantes y errores del gobierno demócrata. No fue por su populismo, que en muchas naciones se conoce muy bien, fue el nacionalismo que superó al progresismo.

Barack Obama sin duda fue un presidente carismático, aceptado y muy querido a nivel mundial. Sin embargo, según la encuestadora Gallup, dejaría el puesto con solo el 56% de aprobación. ¿Qué significa esto? Mayores complicaciones para Hillary en su campaña. Los errores pasados del gobierno le costaron muy caro a los demócratas en esta campaña.

Diríamos que la mayoría de los votos fueron por “voto castigo” a esta corriente. Trump al darse cuenta de la opinión de los ciudadanos decide atacar y utilizarlo a su favor. Un político distinto y en extremo honesto atrajo a miles de norteamericanos. Su eslogan “Make America Great Again” es el ejemplo perfecto de un buen marketing político. Al segmentar su discurso e ignorar a las minorías se centró en dirigirse a la clase media y conservadora.

Fue la voz de esos grupos que ya se encontraban cansados de las políticas tan “progresistas” que habían caracterizado a los Estados Unidos desde hace ya unos años. Un grupo que resulta ser una gran masa con protagonismo. El estadounidense es nacionalista desde que nace, si tu campaña se centra en mejorar tu país y no en darle un protagonismo a las minorías y a los inmigrantes serás el vencedor.

Hillary, en cambio, no se percató en pensar en el nortemericano conservador y agregarlo a su discurso. Además, se arriesgó al darle una importancia extrema al feminismo. No criticamos que en su campaña haya tocado temas que para la mujer del siglo 21 son relevantes, pero era indispensable compartir sus propuestas al público en general.

Otra encuesta realizada por el canal de noticias CNN indica que los votantes dijeron que su voto estaba decidido desde hace mucho tiempo, según señalan las encuestas de boca de urna.

Reuters

Reuters

Alrededor de 62% de los votantes decidieron antes de septiembre por quién iban votar. Otro 26% decidió en septiembre u octubre. Pero solo 12% decidió en la última semana o en los últimos días.

Dando a entender que el FBI no es el culpable de la derrota por haber reabierto el caso de Hillary Clinton y los correos, podríamos decir que esa acusación tras haberla perseguido por meses logró influir en la decisión, recordemos que evidentemente está mal visto que las entidades federales te investiguen por delitos. Asimismo, dudamos que Hillary no se haya convertido en presidenta por ser mujer.

Altamente calificada para el puesto no fue su género el que le jugó en contra, es la necesidad de algo nuevo. En un momento donde un cambio es lo que se quiere, los hechos del BREXIT nos responden nuestras dudas.

No todo está perdido para las mujeres

Luego de conocerse los resultados de las elecciones, en las redes sociales miles de personas le han pedido a Michelle Obama que se postule en el 2020 para presidenta con el hashtag #Michelle2020 ¿Se postulará? Cuenta con gran apoyo, todo dependerá si ella está dispuesta.

Siguiendo con el presidente electo, los medios de comunicación cubrieron cualquier movimiento que el republicano hacía, dándole mayor tiempo en televisión y popularidad. Es algo que atrae, un candidato polémico a un país indeciso es la combinación perfecta.

Con una carrera exitosa en los negocios, ¿por qué no llegar a la presidencia? Si supo manejar su fortuna puede que lo haga de maravilla con la primera potencial mundial. En estos tiempos no podemos subestimar a nadie. Los jefes de Estado pueden haber trabajado en carreras pocos convencionales aunque aun así pueden llegar a la cima.

Algo que definitivamente tendremos en cuenta en las elecciones que vienen, es no confiar en predicciones. Todo estaba listo para una victoria femenina y a todos nos tomó por sorpresa los números. La media ponderada de RealClearPolitics otorgó a Clinton un 81.4% de probabilidades de ganar las elecciones, frente al 18.3% del magnate neoyorquino.

Reuters

Reuters

No es el fin del mundo, Estados Unidos ha hablado y la democracia cumplió. Han decidido tener por 4 años al magnate Donald Trump y tenemos que aceptar los resultados. Esperamos en The Amaranta lo mejor para el país y una mayor unión.

A Hillary Clinton un gracias, aunque compartamos o no su posición se convirtió en la primera mujer en llegar tan lejos en una elección en la primera potencia mundial. Sin duda, volvió a darle esperanza a miles de mujeres a luchar por lo que quieren y lograr sus sueños.

El presidente número 45 de los Estados Unidos, Donald Trump, es el primero en llegar sin una carrera política, militar o diplomática. Con 70 años, será el presidente de más edad que haya juramentado para un primer mandato. Vamos a darle el voto de confianza y esperar a ver si puede lograr sus promesas

Reuters

Reuters