Tamara la película - The Amaranta
Una excelente y dura propuesta del cine venezolano.

Lo excepcional de llevar una historia de la vida real al cine, es que podemos ver en la pantalla grande historias extraordinarias de gente común. Convirtiendo a la gente común en gente extraordinaria.

Tamara Adrián es una venezolana, profesora, activista y defensora de los derechos LGBTI y la primera diputada transgénero de Latinoamérica.

Elia K. SchSchneidery es otra venezolana, directora de cine, interesada en llevar al séptimo arte la realidad de las personas transgénero en su país, los prejuicios sobre el tema y las dificultades particulares que atraviesa cada persona que no se siente identificada con el sexo de su nacimiento.

Ambas mujeres se encontraron para abrirle camino a una historia que hace maridaje entre la ficción y la realidad, que lleva por nombre Tamara.

La película que se estrenó este 4 de noviembre en todas las salas de cine venezolanas, cuenta con la participación de Prakriti Maduro, Karina Velásquez, Mimí Lazo, Julie Restifo, Carlota Sosa, Jhovana Lozada, Alberto Alifa, Gerardo Blanco, Tamara Adrián, Samantha Dagnino, Laureano Olivarez, Guillermo Londoño, Leandro Arvelo y protagonizada por Luis Fernández, quien contó con el apoyo de Tamara para hacer una representación leal de la diputada.

"no trates de imitar, eso viene, siéntelo"

Por su parte, Luis terminó diciendo orgullosamente en el video del making of de Tamara, que ella se convirtió, por su manera de vivir, en alguien a quien él admira mucho.

Se estrenó hace un tiempo en la ciudad de Los Angeles, EEUU y los fanáticos ya han respondido muy positivamente a la entrega.

Con una apretada agenda de rodaje y distintas locaciones donde filmar, la película logró enfrascar en poco tiempo la dura realidad de los hombres y mujeres transgénero en Venezuela.

Según la directora, de esto trata el filme, de la combinación de dificultades, logros y caídas de la vida de Tamara, no tanto de su vida política.

Tamara ha remarcado en varias ocasiones que aunque es un 40% verdad y un 60% ficción, la manera en la que se terminó de narrar la película sirve perfectamente para su propósito y que quedó muy satisfecha con el resultado.

Para un artículo en El Universal, Tamara cuenta que en algunos puntos claves tuvo que discernir con la opinión de la directora, como por ejemplo la operación de reasignación de género:

"Elia y yo lo discutimos bastante. Todos estaban relacionados con las operaciones. No es ni necesario ni significativo a los fines de reconocimiento de identidad de las personas. Ella veía necesario hacer énfasis en la operación desde su punto de vista y yo como activista pensaba que podía confundir a la gente y reforzar el estereotipo."

Sin embargo, ella admitió que de haberse mantenido demasiado cercana a la versión original de la historia, la película hubiera durado mucho más de dos horas.

Una icónica escena donde unos estudiantes tratan de burlarse muy expresivamente de la profesora en el cafetín de una universidad (el rodaje se hizo en el cafetín de la Universidad Católica Andrés Bello) pasó en la vida real, y aunque fue en menor medida, deja en evidencia la dura crítica que sufren en público las personas de la comunidad LGBTI en el país.

El productor ejecutivo de la película, José R. Novoa, comentó que es importante llevar historias como estas al cine para evidenciar que estos problemas debieran ser obsoletos pero siguen siendo una realidad activa, latente y doliente para muchos venezolanos.

El cine venezolano agrega con Tamara, Pelo Malo, y Azul y No Tan Rosa una película más a muchas que siguen en búsqueda de la igualdad y aceptación de estereotipos. 

Aquí el tráiler: