Sofia Coppola es la segunda mujer en ganar Mejor Dirección en Cannes - The Amaranta

Sofia Coppola es la segunda mujer en ganar Mejor Dirección en Cannes

En 70 años del festival, solo Yuliya Solntseva se había llevado el título.
Author:
Publish date:
sofia

Para nadie es un secreto que el séptimo arte tiene una lista reducida de mujeres. La verdad es que podemos mencionar de memoria a grandes directores y referentes del cine, pero a la hora de hablar de una mujer detrás de las cámaras, ningún nombre surge en el primer intento.

Sea cual sea la razón que explica la falta de representación femenina en el mundo cinematográfico, ver un titular anunciando la conmemoración de Sophia Coppola en un festival del calibre de Cannes, es un logro histórico.

Aunque una directora como Coppola ganando el Best Director Award quizás no suene sorprendente, su premio es mucho más simbólico. En la edición de este año, Sofia Coppola se convirtió en la segunda cineasta en llevarse la estatuilla de Mejor Dirección en Cannes.

Han pasado 56 años desde que una mujer aceptó este título; la primera en obtenerlo fue Yuliya Solntseva, una cineasta soviética que se encargó de la producción de The Chronicle of Flaming Years en 1961.

En esta ocasión, The Beguiled fue suficiente para garantizarle la estatuilla a otra directora. Esta adaptación del film creado en 1971 cumple con una de las características más predominantes de la dirección de Coppola: cambiar el enfoque. En vez de utilizar un personaje masculino, Sofia prefirió regalarle el protagonismo a un grupo de mujeres de un seminario en un internado de Virginia.

En plena Guerra Civil, Nicole Kidman le da vida a la directora del seminario, Elle Fanning a una estudiante y Kirsten Dunst a una maestra. En este caso, Colin Farrell se lleva el papel masculino ideado para “crear conflictos en la trama”. 

Por más de que la película también estaba nominada para la Palma de Oro, el premio máximo de Cannes, el jurado encabezado por Pedro Almodóvar le otorgó la conmemoración al film sueco The Square; sin embargo, cuando ambos lleguen a las pantallas internacionales podremos juzgar por nosotros mismos quién merecía la Palme d'Or