Se revela hackeo ruso en las elecciones del 2016 de Estados Unidos - The Amaranta
Lo que faltaba...

Como si no fuera suficiente el problema que hay con las recientes acusaciones del director del FBI, James Comey, contra el presidente Donald Trump sobre una injerencia rusa en el país, la agencia Bloomberg reveló recientemente que durante la elección presidencial, en donde se enfrentaron Donald Trump y Hillary Clinton, los rusos llevaron a cabo un hackeo a 39 estados.

Esto solo demuestra que Rusia tiene una ventaja sobre muchas de las vulnerables redes de votación online de Estados Unidos, las cuales están compuestas por software de compañías, registros online de sitios e información vital que los oficiales de elección se envían voluntariamente uno al otro por correo.

De acuerdo con un artículo publicado en Vox; Beau Woods, el experto en seguridad cibernética del Consejo Atlántico, dice que “Si tienes 10 personas trabajando en tratar de descifrar el sistema de elección de los Estados Unidos durante 18 meses, por supuesto que van a lograr descifrarlo.”

Por supuesto, Rusia negó que tuviera algo que ver con los hackers en esto, aunque esto realmente complica las cosas para Trump quien no ha escondido su simpatía por el presidente ruso Vladimir Putin.

Sin embargo, la administración de Obama aseguró que el resultado de las votaciones no se vio comprometido, a pesar de los ataques cibernéticos rusos.

De todos los estados, Illinois fue en el que más se tuvo conocimiento de los hackeos, pues Ken Menzel contó a Bloomberg que el contratista para la tabla de las elecciones del estado notó que una data no autorizada dejaba la red.

Dicha data contenía la información personal de 15 millones de personas, incluyendo nombres, sexos, fechas de nacimientos y el número del seguro social.

Aparentemente el intruso borraba la data del votante, pero incluso si hicieron esto no afectan el resultado de las elecciones, ya que son los condados los que transfieren la información del votante al Estado y no al revés. Por ello si fueron borradas todas las datas a nivel estatal, existe un plan de respaldo para restaurar todos los nombres.

No solo consiguieron los datos de los votantes, sino que también obtuvieron la información de la campaña financiera de la base de datos, lo cual les permite conocer las condiciones de financieras entre ciertos votantes y candidatos.

Esta noticia ha atemorizado a todos estos estados, por lo que preguntaron al Department of Homeland Security por equipos que les ayuden mantengan a los hackers fuera. Otros han contactado a las compañías privadas para la misma misión.

Muchos de los que pertenecieron a la administración de Obama querían hacer pública esta cuestión, pero la Casa Blanca se negó para evitar que la gente dejara de creer en las elecciones.

Lo que hizo a los Estados Unidos muy vulnerable es el hecho de que los americanos colocan toda esta información en la web, siendo accesible para los hackers obtenerla.

Tal vez pensemos que la Guerra Fría acabó en el siglo XX, pero eso no implica que los rusos no puedan seguir atacando a los Estados Unidos usando el internet como única arma para así lograr alterar las elecciones y conseguir tener influencia dentro de la política norteamericana.

putin