Lo que ocurre cuando un país se queda sin ropa negra

Tailandia no ha sido la misma desde que falleció el Rey Bhumibol Adulyadej.
Author:
Publish date:
Vitrina del Centro Comercial Bangkok.

Vitrina del Centro Comercial Bangkok.

El color negro es un básico. Como mínimo, todas guardamos un par de piezas oscuras en nuestro closet, y así lo hacían las mujeres tailandesas hasta el 13 de octubre de este año. La muerte del Rey Bhumibol Adulyadej marcó un antes y después en la historia de Tailandia. No solo desde el punto de vista social, sino que afectó directamente la industria de la moda.

Por más de que a primera vista es difícil ver la relación entre el fallecimiento de un rey y la decadencia en la moda del país, para los tailandeses están fuertemente relacionadas.

A raíz de este suceso, los tailandeses han adoptado el uniforme negro como un símbolo para demostrar su respeto por Adulyadej. Aunque en un principio fue iniciativa del pueblo, el gobierno declaró un año entero de luto nacional. Además de 100 días de cantos honoríficos por los monjes y meses de rituales en el palacio.

Si bien la declaración no es una regla absoluta para el pueblo, es casi una obligación social. 70 años en el trono le garantizó a Bhumibol un gran aprecio y respeto por parte de todos los tailandeses, así que siquiera considerar no seguir el año de duelo tiene como consecuencia el rechazo y humillación social.

El reinado de Bhumibol Adulyadej se caracterizó por una profunda admiración de parte del pueblo, mientras que las personas que no compartían sus ideales se enfrentaban a consecuencias significativas. La familia real es protegida por leyes como la “lese majeste”, que pena hasta la crítica más mínima. Las ofensas tienen un código criminal que otorga más de 15 años en prisión por difamar al rey. Así que como oposición, no seguir el código de vestimenta proclamado por las autoridades no es ni siquiera una opción.

negro.jpg

Imagina tener que vestir de negro por todo un año. Por más que intentes rendir tus piezas, es necesario ir a comprar ropa para abastecer tu closet. Lo que se traduce en mucha más demanda de hilo negro que antes. Según Jaruporn Osathanont, dueña de una tienda de ropa en el Platinum Fashion Mall en Bangok, sus ventas van en aumento. En un día puede vender hasta 150 piezas negras: en vestidos, camisas, pantalones, franelas. Todo lo que sea negro, se vende.

Y por más que la posibilidad de que algún día nos quedemos sin ropa negra nunca ha cruzado nuestra mente, es la realidad que ahora vive la industria textil de Tailandia. La cultura tailandesa siempre ha practicado el code-coloring en su vestimenta, y la pérdida de Adulyadej ha ocasionado que diseñadores retrasaran las colecciones que iban a salir en esta temporada (ya que son demasiado coloridas como para venderse en este periodo de duelo) y ha obligado a los diseñadores a crear colecciones solo tomando en cuenta colores oscuros, porque lanzar prendas llamativas al mercado es prácticamente un irrespeto a la situación que está atravesando el país.

Ni siquiera colocar ropa o accesorios brillantes en las vitrinas es aceptable. Los fashion shows fueron cancelados y el inventario que quedó de color solo significa pérdidas para la industria. Incluso, algunos diseñadores decidieron suspender por un tiempo el contenido en sus redes sociales para guardarle respeto a la familia real.

Los grandes cambios en la demanda del hilo negro han presionado al gobierno tailandés a recordarle a los ciudadanos que el negro no es el único color para expresar su dolor. El blanco, marrón, azul y crema son opciones aceptables durante el periodo de luto. O en instancia, los lunes son un día adecuado para utilizar el amarillo, porque el Rey Bhumibol Adulyadej nació un lunes.

Por supuesto, incitar a la población a que no solo se rija por el color predominante se debe a la amenaza de escasez en ropa negra y en consecuencia, un aumento de precios para este tono. Mientras tanto, el gobierno encontró una solución para contrarrestar los efectos, desde hace unas semanas instalaron diferentes estaciones en donde las personas pueden teñir su ropa de negro gratuitamente, para cumplir con el duelo sin quebrar a la industria textil del país.

Establecimientos para que los ciudadanos tiñan su ropa de negro gratuitamente.

Establecimientos para que los ciudadanos tiñan su ropa de negro gratuitamente.