La estrella de la UFC peleará el 30 de diciembre

Ronda Rousey, es la luchadora de artes marciales mixtas que compite en la UFC (Ultimate Fighting Championship) que nos sorprendió con su habilidad de derrotar a sus contrincantes en tan solo 14 segundos. Fue la primera campeona de Peso Gallo Femenino de UFC y primera mujer estadounidense en ganar una medalla olímpica en yudo (bronce). A lo largo de su carrera ha logrado conseguir tanto títulos como récords para posicionarla como una de las mejores.

Catalogada como “la mujer más fuerte del mundo”, Rousey es una de las deportistas con mayor popularidad y aclamación del público. Tiene una personalidad y una confianza indestructibles, demostrando una gran disciplina en lo que hace.

ronda 2.jpg

Una mujer que a pesar de dedicarse al deporte, se siente cómoda en tacones y vestido. Ha demostrado lo que vale en cada una de sus peleas, siendo espectáculo para los espectadores que apuestan por su victoria.

El marketing es una parte vital para la UFC, las mejores peleas se convierten en un gran negocio por la gran cantidad de dinero que se mueve. Para verlas, el día de la pelea se gastan miles de dólares por tener la exclusiva en Pa-per-view, el único sitio para sintonizar la programación en el exterior.

De hecho, Rousey según las declaraciones del Presidente de la UFC, Dana White, genera mayor expectativa y dinero en sus contiendas. La deportista gana una gran suma de dinero por pelea, superando a los sueldos de muchos deportistas en otras disciplinas.

ronda 4.jpg

¿Por qué se dice esto? Por la pelea que se llevará a cabo el 30 de diciembre en Las Vegas entre Ronda Rousey y Amanda Nunes. Un evento que puede ser un antes y un después para Rousey.

El regreso de Ronda Rousey al octágono tras más de un año sin pelear “está moviendo más dinero que la revancha entre Nate Díaz y Conor McGregor”, como asegura Dana White.

Luego de perder contra Holly Holm el pasado noviembre de 2015, la deportista pensó que todo se había acabado. Acostumbrada a ganar contra quien sea y querer una carrera sin derrotas fue el peor día de su vida.

ronda 3.jpg

"Esa derrota me salvó de transformarme en lo que odio", manifestó Rousey en una entrevista para ESPN. "Una de esas personas que vive su vida para impresionar a todos los demás. Que arma una fachada para que el mundo la admire. Que se asegura de que todo acto de beneficencia sea publicado y compartido para mejorar su propia imagen. Que adopta posturas y poses ante personas que no le importan nada excepto por la opinión que puedan tener de ellas”.

No fue fácil poder superar esa época en su vida, avergonzada hasta pensó en suicidarse. Fue tan duro que el mundo pensó que iba a retirarse y dejar los cuadriláteros. Nadie sabría cuál sería su siguiente movimiento.

Solo decidió aparecer para pocos medios y programas como el de Ellen de Generes y ESPN, entre otros.

“Quiero poder salir caminando con la cabeza bien en alto. No quiero que mi legado sea calificado como suficientemente bueno”.

ronda 6.jpg

Y ahora ha llegado su oportunidad de demostrarlo, aunque no sea la gran favorita para ganar. Los apostadores de Las Vegas tienen a Rousey como leve favorita. Lo que llama la atención es que nadie ha podido defender con éxito el cinturón en el año que Rousey lo perdió. Holm perdió contra Miesha Tate, que luego perdió con Nunes. Si Rousey gana nuevamente el cinturón, ella dice que quiere otra oportunidad frente a Holm.

La brasileña Amanda Nunes será su rival por el cetro gallo UFC 207. Nunes lleva un récord de 13 ganados y 4 perdidos, Rousey por su parte 12 ganados y 1 perdido. Desde su debut en 2011 había enhebrado 12 victorias consecutivas sin llegar a la decisión de los jueces.

La expectativa es alta, su regreso puede hacer historia. Ha dejado boquiabiertos a comentaristas deportivos. “Cuando ves a Ronda Rousey luchar no parece sólo una pelea, parece ser algún tipo de evento histórico que tienes el privilegio de ver en vivo”, expresó uno de ellos.

Tanto Rousey como Nunes han decidido dar declaraciones a los medios ni ofrecer entrevistas. De hecho Ronda se presentará únicamente a los pesajes.

Su alianza con Pantene

Hace dos semanas la marca compartió un video en Youtube para su nueva campaña y Rousey es la figura.

Soy plenamente consciente de que tal vez no sea la primera persona en quien la gente piensa para colaborar con una marca de belleza", afirmó Rousey. "He sido llamada 'Miss Hombre' y 'salvaje' debido a mi contextura física, pero para mí, la fuerza no es solo tener músculos. Es también tener un corazón y encontrar la seguridad interna, por lo que me siento honrada de que Pantene me haya pedido ser parte de su nueva campaña que alienta a las mujeres a romper las barreras de género, a romper el techo de cristal y a no rendirse nunca".

La nueva campaña muestra a Rousey articulando la frase "No me odies por ser fuerte", un juego de palabras de la campaña de la década de 1980 de Pantene que decía "No me odies por ser hermosa", para destacar el cambio de pensamiento de que el poder de una mujer proviene de su fortaleza y no de su belleza.

ronda 5.jpg

Una deportista que ha juntado fuerza y feminidad, logrando dominar sus enfrentamientos. Una mujer con un físico formado y moldeado para poder realizar lo que le apasiona. Recordemos que Muhammad Alí, en toda su carrera no pudo coronarse como invicto pero su regreso lo convirtió en una leyenda.

Rousey ha mostrado ser una mujer fuerte, decidida y exitosa. Cómo no admirarla por ser una figura importante en el deporte, una atleta profesional. El futuro de su carrera dependerá del resultado de la pelea en Las Vegas, solo nos queda seguir disfrutando de su talento.