Reino Unido quiere prohibir las publicidades que solo muestran a las mujeres cocinando - The Amaranta
Y a hombres que no pueden sostener ni una esponja.

Primero fue Francia, poniendo en práctica una ley para que cualquier imagen que haya sido modificada a través de un software deba, obligatoriamente, incluir un crédito en el que se lea “fotografía retocada”.

Después fue The Unestereotype Alliance, la propuesta que reúne a gigantes de la publicidad, redes sociales y empresas multinacionales para acabar con la realidad estereotípica de los avisos, propagandas y comerciales con la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas.

Ahora es Reino Unido, con una medida un poco más contundente que una “alianza” entre empresas para dejar de estereotipar a la mujer, sino más como una “regla” penalizada para erradicar las publicidades que fomentan los estereotipos de género.

Entiéndase: mujeres limpiando la casa solas, lavando, fregando, cocinando, o siguiendo roles tradicionales mientras se muestra una imagen masculina que solo se encarga del trabajo o evita lidiar con las necesidades de sus hijos. También aplica para los comerciales que muestran a una niña que sueña ser bailarina mientras el niño aspira a ser ingeniero; o aquellas que se basan en mujeres posando en traje de baño mientras te intentan vender una suela de zapato o un desodorante.

“Ese retrato que responde a cánones obsoletos tiene un coste para las personas, la economía y la sociedad”, justificó la Autoridad de Estándares de la Publicidad (ASA)

En un esfuerzo por hacer del mundo un mejor lugar, la Autoridad de Estándares de la Publicidad dictó una nueva medida, que comenzará a aplicarse a comienzos del año que viene, que prohíbe cualquier publicidad, aviso, comercial y propaganda que fomente estereotipos de género.

La ASA tomó la decisión después de llevar a cabo una revisión sobre las reacciones del público británico ante la campaña de publicidad “beach body ready” en 2015. Con una ola de quejas por el anuncio de adelgazamiento que mostraba a una modelo en bikini y era “socialmente irresponsable”, la ASA se propuso crear nuevas directrices para evitar escenarios similares.

Esto no significa que las imágenes de mujeres haciéndose cargo de la cocina o cuidando a sus hijos en plenas tareas del hogar vayan a desaparecer por completo de las pantallas o vallas publicitarias; sino que serán estudiadas para evitar alguna repercusión negativa.

No hay problema con que se desarrollen en tareas comunes, pero la ASA considera inaceptable cualquier escena que muestre a la mujer asumiendo la única responsabilidad de la limpieza y la familia, mientras se distorsiona la imagen del padre como “incapaz” de tocar una esponja o atender a sus hijos.

Además, la organización también categorizó de “problemáticos” las publicidades que asignan actividades específicas y diferenciadoras a niños y niñas.

En el pasado, la ASA ha prohibido anuncios por objetivación, sexualización inadecuada, y por sugerir que es deseable que las mujeres jóvenes sean delgadas de una forma no saludable; pero esta vez, su nuevo propósito es acabar con las barreras de género. En palabras de su director ejecutivo, Guy Parker, su enfoque estará en “los estereotipos de género que limitan la visión que las personas tienen de sí mismas o el modo en que son vistas por otros”. Bien por Reino Unido.