Porque todos los días debería ser el Día Internacional de la Mujer.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, y más allá de celebrar lo que nos hace especiales a nosotras -porque eso lo celebrarán en el mundo entero-, queremos rendir culto a las mujeres latinas. Aquellas virtudes que no sabemos si vienen con el gentilicio, el rumor del Caribe, o la cultura que nace bajo una sociedad machista.

Hay muchísimas cosas que hacen que una mujer latina se diferencie del resto, que se desligan de un acento al estilo de Sofía Vergara. Existen cualidades que vienen con nosotras porque sí, que son capaces de diferenciarnos en todos lados del mundo.

Pican, pero no queman.

La picardía es algo en lo que muchos tienen que trabajar, incluso hay talleres en base a ello, pero por alguna razón, las mujeres latinas parecen haber nacido con esto. Quizás tiene que ver con las ganas de hacerse respetar o la cultura “confianzuda” de los latinos, pero el hecho es que sabemos dar una respuesta picante sin lastimar a nadie.

Mujeres picantes, conocemos muchas, pero Chavela Vargas, una de las cantantes de música ranchera más importantes de Latinoamérica es una que destaca ante el resto; rebelde sin causa, bebía, fumaba y llevaba una pistola consigo. Dijo que quería morir un domingo y ser enterrada un martes para no dañarle el fin de semana a nadie.

chaveg_9

Apasionadas y valientes.

La historia nos ha demostrado que una vez que el corazón de una mujer latina se agarra a algo, más nunca lo suelta. Así sea una meta, causa o persona, las latinas somos apasionadas, determinadas, y sobre todo valientes. Puesto que para resaltar en una sociedad patriarcal como la latina, hay que chocar con algunas cabezas para llegar arriba.

De las mujeres más valientes que nos vienen a la mente está Manuela Sáenz, una amante de Bolívar que lo protegió en un intento de asesinato; Policarpa Salavarrieta, uno de los símbolos de libertad y valentía de Colombia, que luchó por su independencia; Leona Vicario, una de las primeras periodistas de México, que escribía en códigos secretos para no ser descubierta.

Manuela Sáenz, la "Libertadora del Libertador"

Más compasivas de lo que recomendarían.

No existe una vez que hayamos acudido a nuestra madre para un abrazo o consejos sin haber sentido que no nos dieron su 100%. Somos cariñosas, comprensivas y serviciales a pesar de nuestra fuerte actitud. Si necesitas un hombro o una mano, sabes que una mujer latina no te dejará colgando.

Rigoberta Menchú fue una de las activistas de derechos humanos en Guatemala, y gracias a su compasión y fuerte trabajo, fue capaz de ganar el Premio Nobel de la Paz en 1992.

Rigoberta_Menchu

Talentosas

Esto se puede decir de cualquier mujer en el mundo, pero a nuestro parecer, existen muchas mujeres incansables que destacan en artes, política y literatura, una tarea difícil al haber sido permitidas a estudiar mucho después que los hombres.

Teresa Carreño fue una mujer inmensamente talentosas. A sus nueve años dio su primer concierto en el Irving May de Nueva York, para luego hacer un concierto en la Casa Blanca para Abraham Lincoln. Como ella destacan Gabriela Mistral, primera mujer latina en ganar el Premio Nobel de Literatura en 1945, o Frida Kahlo, la artista mexicana, que pintó el primer cuadro hecho por una mujer latinoamericana que haya sido comprado por el Museo del Louvre.

29teresa6301

Carácter fuerte, (en parte porque siempre tienen la razón)

Todos sabemos que lo último que queremos en el mundo es un regaño de nuestras madres, pues sabemos que además de que el regaño va a ser torrencial, ella tendrá razón en el fondo.

Mujeres fuertes hay miles, pero a una que queremos recordar es Úrsula Iguarán, la matriarca de la familia Buendía en el libro Cien Años de Soledad escrito por Gabriel García Márquez. Aunque era cariñosa y preocupada por sus hijos, no había cosa que se le pasara por alto.

Al mando

Esta es una complicada, un arte que solo una mujer latina puede perfeccionar, puesto que en una sociedad machista, normalmente son los hombres los que mandan, pero todos saben que dentro de la casa las mamás toman las decisiones. Estos ejemplos se extrapolan a las protestas, revoluciones y política en muchos países en donde se percataron de que una mujer era mejor para el trabajo.

Juana Azurduy fue la heroína de la independencia del Alto Perú, quien después de la muerte de su esposo se encargó de comandar las tropas, obteniendo varias victorias militares; Elvia Carrillo Puerto fue la primera diputada electa de Yucatán, y organizadora del primer encuentro feminista en el país; Hermila Galindo fue pionera del movimiento feminista en México, fundadora del semanario feminista La Mujer Moderna y luchadora por la educación sexual y laica.

tmp806863325622173697

Nada nos enorgullece más que levantar la cabeza en alto y decir que somos latinas, puesto que esto representa el amor a nuestro país, a nuestras raíces, el cariño por nuestra civilización y respeto por nuestra cultura. Representa además la fuerza y valentía aunada con el cariño. Somos distintas porque va en nuestra sangre, porque no damos explicaciones. Somos así y punto.