Y la industria aún no sabe a que lado de la historia apoyar.

Hace unos días estábamos celebrando la firma del contrato de la primera modelo transgénero para el imperio de cosméticos L'Oréal. Munroe Bergdorf participó una de sus más recientes campañas en pro a la diversidad. 

Pero la felicidad nos duró poco.

A finales de la semana pasada, L'Oréal decidió terminar su relación con ella por comentarios que, según la empresa, eran calificados como "racismo a la inversa" en una de sus redes sociales después de los sucesos violentos que últimamente se han llevado a cabo en Estados Unidos. 

"Honestamente no tengo energía para hablar de la violencia racial de los blancos, sí TODOS los blancos" - Munroe Bergdorf.

Acto seguido, L'Oréal París canceló su participación con la modelo británica, tachando sus declaraciones como "intolerantes" y en contra de la diversidad. 

"Creemos que los recientes comentarios de Munroe Bergdorf están en desacuerdo con los valores que queremos promover, y como tal hemos tomado la decisión de poner fin a la asociación con ella. L'Oréal sigue comprometido a celebrar la diversidad y romper barreras en la belleza".

Con una lluvia de titulares señalando a Munroe y a L'Oréal por sus acciones, ambos lados aprovecharon para responder los comentarios y ofrecer sus lados de la historia. En especial, la modelo que insiste que fue descontextualizada. 

"Cuando declaré que todos los blancos son racistas, me refería al hecho de que la sociedad occidental en su conjunto es un sistema arraigado en la supremacía blanca. Sin saberlo, los blancos son SOCIALIZADOS para ser racistas desde el nacimiento, no es algo genético, nadie nace racista" - Munroe Bergdorf.

Además, llamó a boicotear al imperio de cosméticos y los acusó de no reconocer las razones verdades de la discriminación en contra de las mujeres de las minorías étnicas. En principio porque sus comentarios estaban orientados a lo sucedido en Charlottesville, y de ninguna manera buscaba promover el odio cuando ella ha sido víctima de el en primer lugar. 

En fin, con la industria dividida en opiniones, muchos han salido en defensa de Munroe Bergdorf y sus declaraciones; incluyendo modelos, fanáticos y colegas de trabajo. Sin embargo, L'Oréal ha mantenido su discurso y planes de no involucrarse con Bergdorf, por lo menos por ahora.