No volveremos a ver a Miley Cyrus en una alfombra roja y sus razones hacen que estemos bien con eso - The Amaranta
Si hay alguien que sabe atraer miradas en una alfombra, es Miley

Miley Cyrus siempre da de qué hablar. A veces no de la mejor manera, pero al final del día, sabemos que cada una de las decisiones que toma tiene una razón por detrás. Por eso, cuando leímos que no planeaba hacer más alfombras rojas (algo que no debe tener muy contento a su publicista) despertó nuestra curiosidad.

Para celebrar su portada en Elle Magazine, Miley tuvo un face to face y se sinceró sobre su opinión acerca de uno de los aspectos más importantes para los artistas: las apariciones públicas.

“Nunca más volveré a hacer una alfombra roja de nuevo. ¿Por qué cuando la gente se está muriendo de hambre yo estoy en una alfombra de color rojo? ¿por qué soy importante? ¿por qué soy famosa? Así no soy yo. Es como Zoolander”

Como si no fuese razón suficiente para no participar más en los pre-shows, añadió en The Today Show que no se trata sobre “el color de la alfombra” sino que toda la puesta en escena no va más allá de lo que está vistiendo o los gritos de los fotógrafos para que “les lance un beso”; es prácticamente exponerse ante los demás solo para que hablen de ti.

En el último lapso de su carrera ha protestado contra Trump, se ha convertido en una activista por los derechos de la comunidad gay y ha concientizado sobre el cuidado de los animales. Además, comenzó la fundación Happy Hippie para apoyar a las personas sin hogar. Si seguimos su actividad social, no es de extrañar que el próximo paso coherente en su línea de activista sea priorizar su tiempo, y eso no incluye agendar próximas red carpets. 

GIPHY

GIPHY

Por más de que no haya problema con caminar la alfombra y apoyar a las personas sin hogar al mismo tiempo, la principal preocupación de Miley es que los títulos de los periódicos no hablan del mensaje que quiere dar, sino de a dónde fue o con quién salió. El cumplir con sus actividades hollywoodienses se ve opacado por la presión social y las obligaciones de ser una celebridad. 

Miley Cyrus en los VMAs del 2015 | Showbiz

Miley Cyrus en los VMAs del 2015 | Showbiz

Aunque para ser justas y ver las dos caras de la moneda, el rompecabezas no encaja cuando recordamos su aparición en los VMAs 2015, porque inevitablemente su elección de vestuario iba a dar de qué hablar por razones negativas. Sin embargo, no podemos culparla por vestir de la manera en la que quiere vestir, al igual que no podemos atribuirle su decisión de alejarse de las alfombras a un mal momento. Porque si lo ponemos en perspectiva, debe ser agotador pasar por lo mismo siempre que vas a un evento.

Lo que sí tenemos claro es que por más común que sea pensar que el famoso tiene que aceptar todo lo que eso conlleva, hay cosas más importantes por hacer que pararse una hora frente a las cámaras si no quieres hacerlo.

Además, si igualmente pones en duda lo que todo esto significa: no lo hagas. Miley, y la citamos, “solo está siendo Miley”

GIPHY

GIPHY