Boko Haram libera a 21 niñas que mantenía secuestradas

Fotografía: New York Times

Un 14 de abril de 2014, un grupo terrorista islámico originario de Nigeria capturó a un total de 219 niñas en Chibok de una escuela. Es de esta manera como las organizaciones generan miedo en la población y consiguen la atención de los gobiernos.

Un hecho que conmocionó al mundo, tanto así fue titular por meses. El impacto fue tan grande que se creó una campaña masiva llamada “BringBackOurGirls” gracias al horror e indignación. Una frase que se convertiría en el lema principal de una lucha. Fueron miles los artistas, diplomáticos y activistas que decidieron dar a conocer la iniciativa.

Michelle Obama, Malala Yousafzai, Emma Watson solo son algunos nombres que participaron. Por supuesto, con una difusión en las redes sociales de ese magnitud, no lograron nada más que regar la voz. Lo cual de todas maneras, es vital, ya que se necesitan conocer estos ataques. 

Obi Ezekwesilieze fue una de las fundadoras del movimiento. "Me siento profundamente desilusionada. Desilusionada de nuestro gobierno, de nuestro país y de la falta de una respuesta coordinada para encontrarlas", señaló en una entrevista para la cadena BBC en el 2015.

Cuando ocurrieron los hechos , el gobierno del presidente Goodluck Jonathan dejó transcurrir dos semanas hasta reconocer que había ocurrido el secuestro. Una falla que pudo haber sentenciado el estatus de la grave situación que estaba ocurriendo. Los días siguientes fueron duros, llenos de tensión e incertidumbre por encontrarlas, por saber su paradero. Se hablaba de dos opciones: seguían vivas o ya las habían asesinado.

Y así fue por meses, con la misma respuesta: no sabemos nada. Tras vivir en un mundo en constante movimiento, lleno de acontecimientos todos los días, la noticia se perdió en el mar del Internet. No es fácil seguir manteniendo viva una noticia si no se encuentran respuestas.

El siguiente paso era mantener la atención de las niñas, no importaba que ya no sea a nivel internacional pero en su país había que seguir ocasionando presión al gobierno. "Pero nosotros no renunciaremos a esta lucha. Seguiremos exigiendo que se haga más para encontrar a nuestras hijas. Y no pararemos hasta que devuelvan a nuestras niñas.", señalaba Ezekwesilieze.

New York Times 

New York Times 

Pero, en ese momento no sabían que recibirían la noticia de que este jueves 13 de octubre fueron liberadas 21 niñas de las 200. Es decir, todo este tiempo seguían con vida. Lo que nos deja con un indicio positivo, es que si esa gran cantidad de jóvenes fueron entregadas entonces la otra parte del grupo pudiera hacer lo mismo. La Presidencia de Nigeria ha compartido que las han liberado como resultado de unas negociaciones.

"La liberación de las niñas, en un número limitado, es el resultado de las negociaciones entre el Gobierno y Boko Haram con la mediación de Cruz Roja Internacional y el Gobierno suizo. Las negociaciones continuarán", afirmó en un comunicado Garba Shehu, asesor en temas de Comunicación de la Presidencia de Nigeria.

Shehu indicó que las niñas están bajo custodia del Departamento de Servicios Estatales y que el director general de este departamento, Lawal Daura, ha informado al presidente del país, Muhamadu Buhari.

Boko Haram difundió el pasado agosto un vídeo en el que aparecían menores supuestamente pertenecientes al grupo de Chibok, para demostrar que la gran mayoría de las 276 adolescentes capturadas siguen bajo su poder. Al pasar los días, el presidente Buhari se mostró dispuesto a negociar un intercambio por 4 prisioneros del grupo terrorista para recuperar a las niñas, como exigían.

Revelaron que pronto se dará a conocer los nombres de las víctimas, serán trasladadas a sus hogares con sus padres y familiares antes de prepararse a salir a la luz pública. Esto no hubiera sucedido sin la ayuda del gobierno de Suiza ni la Cruz Roja Internacional. Recibirán tratamiento médico, hay que analizarlas y someterlas a una revisión antes de presentarlas oficialmente a los medios.

Sin duda alguna, una noticia maravillosa para Nigeria y para el mundo. Por fin un suceso como este no ocurre en desgracia, y además ambas partes pudieron negociar. Seguiremos muy pendientes de cualquier novedad, exigimos la liberación de las niñas que faltan.