Las Universidades se convierten en santuario - The Amaranta
Quieren combatir al gobierno entrante convirtiéndose en “santuarios”

A Barack Obama le quedan solo días en el poder, para ser específicos, hasta el 20 de enero de 2017. El mandatario se despide tras 8 años en el poder. Ahora, es turno del gobierno entrante para dirigir a un nuevo camino a Estados Unidos.

Debido al furor del nuevo mandatario, Donald Trump (tranquilos solo lo mencionaremos esta vez), la situación de los indocumentados ha ganado peso en los últimos meses. Es un problema que la nación ha sobrellevado por años, aunque, ha empeorado por la mala gestión de países vecinos en el siglo 21.

El tema fue debatido en distintas ocasiones en las primarias de las campañas presidenciales, obteniendo puntos de vista marcados sobre cómo resolverlo. El gobierno entrante promete en los primeros meses de gestión deportar a aproximadamente 2 o 3 millones de inmigrantes ilegales. Para luego, hacer lo mismo con 11 millones de inmigrantes indocumentados radicados en el país en un plazo de 18 meses.

universidades 2.jpg

Igualmente, proponen cancelar de inmediato el programa migratorio de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un programa de las acciones ejecutivas migratorias impulsado por Obama en el 2012.

Desde su lanzamiento, más de 800,000 jóvenes inmigrantes decidieron beneficiarse de DACA, que les permite hacer cosas tan básicas como recibir precios de matrícula como residentes y licencias de conducir en algunos estados. Una oportunidad que solo ha traído buenas noticias para los soñadores, ayudando a su integración a la sociedad.

Tras la noticia de que el programa puede ser cancelado, posteriormente a las elecciones presidenciales, estudiantes de universidades del territorio nacional comenzaron a buscar soluciones ante esta amenaza. ¿Las acciones? Declarar las casas de estudios “santuarios”.

Una estudiante de la Universidad de Nuevo México lleva una carta al presidente de la institución, Bob Frank, pidiéndole que declare el lugar como santuario para los estudiantes indocumentados.

Una estudiante de la Universidad de Nuevo México lleva una carta al presidente de la institución, Bob Frank, pidiéndole que declare el lugar como santuario para los estudiantes indocumentados.

Les explicamos: de aceptar, implica que no deben cooperar con la Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE), no dejar entrar a los recintos universitarios a agentes en busca de indocumentados y tampoco compartir información de sus estudiantes con las autoridades. En otras palabras, proteger a sus estudiantes.

Como lo hemos visto en la historia, los estudiantes universitarios son los primeros en generar cambios y luchar contra los gobiernos. Ya se han firmado peticiones y realizado cartas para expandir esta posición a nivel nacional.

Entre las instituciones que ya se han declarado santuarios están la Universidad de Nueva York (NYU), que anunció planes para darle protección y ayuda financiera a sus estudiantes, y la Universidad Wesleyan, en Connecticut, que precisó que no ayudará a las autoridades federales a deportar estudiantes.

La presidenta, Katherine Bergeron, en una carta a la comunidad universitaria, informó que en caso de que las autoridades migratorias soliciten información sobre sus estudiantes, aun con orden judicial, la institución “puede y utilizará todos los medios para defender a nuestros estudiantes indocumentados ahora y en el futuro”.

Por otro lado, en dos estados clave también se están siguiendo los pasos de otras universidades. En Nuevo México, que es el estado con el mayor porcentaje de residentes hispanos en Estados Unidos, el Colegio Comunitario de Santa Fe también se declaró santuario y el presidente de la Universidad de Nuevo México, Bob Frank, señaló que los asesores legales de la institución que preside están analizando cómo convertirse en santuario luego de recibir una carta con más de 900 firmas el mes pasado pidiéndole el estatus.

La Universidad de California anunció que no proveerá sin orden judicial información confidencial de sus estudiantes a agentes federales que estén buscando a inmigrantes indocumentados, ni dará información alguna para elaborar registros nacionales basados en raza, religión y origen nacional.

Protesta estudiantil contra Trump en el norte de California.

Protesta estudiantil contra Trump en el norte de California.

Inclusive el alma mater de Trump, la Universidad de Pennsylvania, reiteró su promesa de impedirles la entrada al campus sin orden judicial a agentes federales que estén buscando a estudiantes indocumentados.

La universidad más conocida del mundo, Harvard se unió al movimiento. El presidente, Drew Faust, envió una carta a la comunidad del campus: "Debemos condenar y resistir el odio, la intimidación y la intolerancia en todas las formas. Trabajando juntos, tenemos la obligación de proporcionar a todos los miembros de nuestra comunidad un ambiente en el que puedan vivir con seguridad y dignidad".

El “No” es válido

La Universidad estatal de Illinois en Chicago no será santuario de estudiantes indocumentados, pero los "ayudará y protegerá".

En una carta, el presidente de la Universidad de Illinois, Timothy Killeen, señaló que "no podemos declarar santuario nuestras instalaciones, porque el concepto no está bien especificado y puede poner en peligro a nuestra institución".

La Universidad Estatal de California expresó recientemente que no utilizará el término ‘santuario’ en ninguno de sus 23 campus, pero tampoco cooperará con las autoridades en acciones contra sus estudiantes.

universidad 5.jpg

No obstante, la opinión que ha generado polémica ha sido la del gobernador de Texas, el republicano Greg Abbot. Advirtió que recortará los fondos estatales destinados a cualquier universidad que se proclame santuario.

"Texas no tolerará ni ciudades ni universidades 'santuario'", publicó el jueves pasado Abbott en su cuenta de Twitter.

La declaración surgió luego de que un grupo de estudiantes de la Universidad Estatal de Texas, comenzaran la recolección de firmas para pedir que el campus sea declarado santuario.

Las instituciones tienen una decisión muy difícil que tomar en los próximos meses, debido a que se deben debatir entre proteger a sus estudiantes o iniciar una disputa con el gobierno. Lo que sabemos es que los estudiantes no descansaran hasta que se tomen las medidas necesarias para ayudar a los indocumentados. Son la mayor fuerza en el país y su organización y acciones han logrado buenos resultados.

Protesta de estudiantes en la Universidad de Brown

Protesta de estudiantes en la Universidad de Brown

Los estudiantes alrededor del mundo cuando creen en algo, no paran hasta compartir su posición con quien sea. Luchar contra el gobierno se ha hecho antes, al parecer el nuevo mandatario tendrá un ambiente hostil en lo que la educación respecta.

Estamos viviendo en tiempos muy turbulentos, se podría hacer la comparación con las 2 guerras mundiales, donde emigrar a otro país era lo primordial para muchas familias y jóvenes buscando un mejor futuro. En el 2017, sigue pasando.