Industria Kardashian 1 - Mundo 0

Si hay una persona que ha sabido capitalizar, en pocas palabras, cada aspecto de su vida, es Kim Kardashian.

Ha incursionado en el mundo de la música, moda, modelaje, tecnología, literario (si su libro de selfies cuenta), el lado más oscuro, y no apto para menores, del Internet y ahora, en la industria cosmética.

El miércoles en la mañana Kim Kardashian lanzó su, tan esperada, línea de maquillaje bajo el nombre KKW Beauty. Aunque los números oficiales no han salido aún, los expertos esperaban que su nuevo emprendimiento ganará 14.4 millones de dólares en los primeros cinco minutos.

Y considerando que la mayoría de los productos se agotaron en ese mismo rango de tiempo, y el inventario de kits había desaparecido en su totalidad en menos de tres horas, lo más probable es que la proyección se haya cumplido y ahora las Kardashians sean 14.4 millones de dólares más ricas.

El éxito comercial de la línea sigue los pasos de su colaboración KKW x Kylie Lip Kits, que al igual que todo lo que el clan Kardashian-Jenner saca, se agotó a los minutos e incluso reunió a un grupo de niñitas (y mamás resignadas) fuera de las tiendas durante la noche previa del lanzamiento. Porque la gente está dispuesta a dormir en la calle solo para tener un contouring digno de cirugía estética.

Aunque la nueva línea solitaria de KKW, por supuesto, no significa que Kim quiere quitarle el puesto a su hermanita menor. Tal como se encargó de aclarar durante toda la gira de medios, su iniciativa no va a opacar la marca de Kylie, porque según Kim, “se dirigen a targets totalmente diferentes”; lo que en ningún momento ni circunstancia la convierte en la “competencia” de Kylie Cosmetics.

Es decir, dentro de la lógica de Kim, las niñas que compran KC no compran KKW, y viceversa. Ni siquiera vamos a intentar señalar la invalidez de este argumento. 

“Soy mayor que Kylie. Definitivamente tenemos una audiencia diferente. Sí, tenemos un montón de cosas similares, pero no estamos haciendo los mismos productos, por lo que no nos vamos a solapar” le dijo Kim a WWD.

Lo que sí es cierto, es que si esto se trata de una competencia entre hermanas, Jenner va ganando. Cuando Kylie lanzó su línea original de lipsticks en el 2015, los productos se agotaron en 30 segundos; mientras que a Kim le tomó un poco más de cinco minutos.

Ahora solo nos queda esperar por el próximo lanzamiento no-competidor de Kim; porque “tiene muchas cosas preparadas para nosotros”. Quizás la próxima en emprender en la industria cosmética sea North West, cuando se trata de las Kardashians nunca se sabe.