And so it begins...

Al parecer las noticias sobre Donald Trump no son suficientes, pues cada día el presidente hace algo que lo convierte en trending topic: un día hablamos de su decisión de sacar a su nación del Acuerdo de París y otro día de la acusación contra él por obstrucción a la justicia.

Definitivamente el presidente de los Estados Unidos es conocido por ser alguien totalmente controversial e impredecible, si la vida fuera un cuento de hadas diría que al nacer sus hadas madrinas decidieron concederle el don de la polémica y esta nueva que nos da a conocer Bloomberg está relacionada con los refugiados y visitantes islámicos.

La administración de Donald Trump dio detalles sobre la revisión de la prohibición de la entrada a los refugiados y visitantes de seis de los países con mayor cantidad de musulmanes, esto es para asegurarse de que no se repitan las escenas caóticas en los aeropuertos, cuando la orden inicialmente fue impuesta en enero.

Las restricciones comenzaron a tener efecto este jueves a las 800p.m. hora del este, según lo confirmado por funcionarios del gobierno en un llamado a conferencia con reporteros. A diferencia de la última vez, cuando los viajeros que llegaron al país norteamericano fueron devueltos al aeropuerto, los oficiales, quienes hablaron en condición de anonimato enfatizaron que aquellos que tienen una visa válida se les permitirá entrar.

En un esfuerzo por cumplir con lo dictado por la Suprema Corte esta semana con respecto a las conexiones “bona fide” en U.S.A. deben estar exentos de esta medida. Los puntos fueron explicados con lujo de detalles en un cable enviado a las embajadas americanas alrededor del mundo.

Los que con seguridad están libres de esta prohibición son los familiares cercanos de personas en los Estados Unidos entre ellos: cónyuges, niños y hermanos. Mientras que abuelos, tías y tíos no lo están. Los viajeros por negocios y asuntos profesionales estarán exentos de la prohibición si pueden mostrar una relación formal y documentada y no basada en un intento de violar la medida.

Por su parte, las críticas no se hicieron esperar y recalcan que esta prohibición es una forma de discriminación contra los musulmanes.

A las organizaciones no gubernamentales y los defensoras de los refugiados les ha costado determinar cuántas personas serán afectadas en la actualidad por las nuevas restricciones. Los Estados Unidos ha admitido alrededor de 50.000 refugiados en lo que se lleva de este año y es imposible saber cuántos se les negará la entrada de acuerdo a esta regla, de acuerdo con el comunicado oficial de la administración de Trump. Los oficiales dicen que la mitad de los refugiados tienen lazos familiares con gente en U.S.A.

De acuerdo con un artículo publicado por Bloomberg, las aerolíneas afectadas por las nuevas medidas dijeron que ellos tomarán la presentación para legitimar el papeleo para entrar en el país, al igual que el indicar a sus pasajeros para que conozcan todos los requerimientos. Dubai-based Emirates figura entre las aerolíneas a larga distancia más grandes y tiene vuelos desde Irán y Sudán, algunos de los países afectados, dijeron que sus servicios hacia U.S.A. están operando como lo hacen usualmente.

“Todos los pasajeros deben tener en orden los documentos de viaje apropiados, incluyendo una visa de entrada válida,” luego agregaron que “De esta manera, Emirates se guía por las costumbres estadounidenses y la protección fronteriza.”

Las personas de las organizaciones no gubernamentales y defensoras de los refugiados afirman que la mayoría de los refugiados tienen familiares en los Estados Unidos y que los procesos para permitirles vivir en el país son extremadamente rigurosos.

“Esta detención no es necesaria porque el escrutinio del proceso ya es profundo”, manifestó Anne Richard, asistente para la secretaria de Estado para la población, refugiados y migración “La retórica de la campaña política no necesita de ningún escrutinio en el proceso o el débil escrutinio en el proceso no tiene ningún tipo de sentido.”

Parece que Trump cree que con estas medidas está cumpliendo con su promesa de “Make America Great Again”, pero se le ha olvidado que su nación también ha sido construida por inmigrantes desde los tiempos de los padres fundadores y la riqueza está en la diversidad, no es malo querer evitar el terrorismo, pero tampoco es correcto juzgar a todos los musulmanes por un grupo fanáticos religiosos que realmente no representan las creencias islámicas