Un nuevo desafío para EEUU

Como jóvenes millennials que tenemos acceso a internet es nuestro deber estar informados sobre lo que está pasando no solo en nuestro país sino en el resto del mundo. Sabemos por experiencia propia lo que sucede cuando no somos ciudadanos informados.

Por esa razón vamos a exponer otro problema migratorio que está azotando el continente, pues si bien es cierto que la crisis venezolana se ha convertido en un problema serio, pues está afectando a nuestros vecinos; especialmente a Colombia y Brasil, con quienes compartimos frontera; el tema de la caravana de migrantes centroamericanos ha captado la atención de los medios en las últimas semanas.

En primer lugar, ¿de dónde vienen y a dónde van?

El 80% son de Honduras, y el resto se ha unido en el camino de El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

No obstante, es importante aclarar que no todos pretenden dirigirse a Estados Unidos, al menos así lo asegura Irineo Mujica, director de la organización Pueblos sin Fronteras, que organiza la caravana. 

"Algunos quieren quedarse en México, otros quieren irse a Estados Unidos. No todos quieren ir a Estados Unidos, solo salir del infierno donde viven".

CNN en español hizo público un comunicado por parte del gobierno mexicano y del Instituto Nacional de Migración de México en el que se revela que 640 migrantes hondureños han solicitado asilo en México. Las autoridades han "dado atención prioritaria a 164 mujeres, 104 niños y ancianos", precisa el comunicado. Asimismo, indica que algunas de las mujeres están embarazadas y un menor viaja solo.

Caravana de migrantes centroamericanos

Caravana de migrantes centroamericanos

¿Por qué hay una caravana de migrantes centroamericanos?

De acuerdo con un artículo de Forbes México, una de las razones principales por las que estas personas huyen de su país es por los índices de violencia e inseguridad (sí, aunque parezca mentira Venezuela no es el único país latinoamericano que se ubica entre los más violentos del mundo).

De acuerdo con un ranking de los países con más de veinte muertos por cada 100.000 habitantes en 2016, El Salvador ocupaba el segundo lugar, seguido de Siria, y Honduras el cuarto, después de Venezuela. 

De acuerdo con WOLA, la organización para los derechos humanos en las Américas, ni las medidas represivas ni las fuerzas de seguridad de esos países han logrado acabar con la violencia.

La corrupción e impunidad también juega un papel importante en la violencia de los países centroamericanos, debido a la complicidad de los políticos con grupos criminales. Según el Índice Global de Impunidad 2017, Honduras ocupaba la posición número 12 y El Salvador la número 13 como países más impunes.

La violencia doméstica también se ha convertido en una razón de peso para que las mujeres de estos países huyan, debido a la falta de protección ante casos de este tipo en los países centroamericanos. 

Los desastres naturales también han obligado a estas personas a perseguir el American Dream, debido a que en Honduras, las inundaciones del año pasado forzaron a muchos ciudadanos a abandonar sus casas y en Guatemala, también debido a las sequías y desprendimientos causados por intensas lluvias durante la primera mitad del 2018.

Y por supuesto entre las razones no podía faltar la falta de oportunidades por la situación económica de los países centroamericanos.

¿Cuál fue la reacción por parte de EEUU?

El presidente estadounidense Donald Trump, afirmó que cortaría las ayudas que su país brinda a países centroamericanos, pero la realidad es que a pesar de que el jefe de Estado tiene el poder de proponer menos fondos para El Salvador, Honduras y Guatemala en su siguiente propuesta de presupuesto, no puede detener el desembolso de la ayuda que el Congreso ya ha autorizado para la región, según expertos.

Asimismo, el primer mandatario estadounidense declaró a finales de octubre vía Twitter que "Se están haciendo todos los esfuerzos para evitar que la arremetida de extranjeros ilegales cruce nuestra frontera". Además añadió que "la gente debe solicitar asilo en México primero, y si no lo hacen, Estados Unidos los rechazará. ¡Los tribunales le están pidiendo a EEUU que haga cosas que no son factibles!".

Además culpó a los demócratas de este problema. "Las caravanas son una vergüenza para el Partido Demócrata. ¡Cambien las leyes de inmigración AHORA!".

"Estoy viendo el asalto a nuestro país dirigido por el Partido Demócrata (porque quieren fronteras abiertas y leyes débiles) por parte de Guatemala, Honduras y El Salvador", aseguró Trump en otro tweet.

De igual manera también endureció las reglas para la solicitud de asilo en Estados Unidos, ya que recientemente firmó una nueva orden ejecutiva para prohibir que los migrantes que entren al país de forma ilegal por la frontera con México puedan pedir asilo.

De acuerdo con  BBC Mundo, la nueva regla se ampara en la sección 212 de la Ley de Inmigración de Estados Unidos, que describe las causas de inadmisibilidad de ciertos extranjeros.

Al usar puntos de entrada no autorizados, los migrantes centroamericanos serían arrestados, lo cual los haría inelegibles para permanecer en el país o pedir asilo.

¿Qué papel juega Venezuela en todo este asunto?

El vicepresidente de los EEUU, Mike Pence, reveló que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, le dijo que la caravana de migrantes que se dirige al territorio estadounidense ha sido financiada por el Gobierno de Venezuela.

"El presidente de Honduras me dijo que (la caravana) fue organizada por grupos de izquierda hondureños, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberanía y nuestra frontera", afirmó Pence en una conferencia patrocinada por el diario The Washington Post.

Definitivamente este 2018 ha sido un año de muchos problemas migratorios para el continente, pues mientras Suramérica se enfrenta a la crisis migratoria venezolana, México y Estados Unidos tienen que lidiar con la centroamericana, solo resta esperar cómo va a ser el desenlace de esta caravana.