Nunca está de más saber lo que pasa en otros países

A pesar de que el comunismo tiene nuestra mente ocupada en las noticias nacionales, eso no es excusa suficiente para dejar de leer lo que pasa en el resto del mundo porque lo que pase afuera, tiene consecuencias en nuestro país.

Brasil este domingo 28 de octubre celebrará la segunda vuelta de sus elecciones, debido a que los resultados de la primera vuelta no fueron suficientes para decidir quién sería el próximo presidente del país sudamericano.

Por eso en esta oportunidad te haremos un pequeño perfil de los dos candidatos que tienen más chance de ocupar este importante cargo político en el país vecino.

Jair Bolsonaro, el candidato a favor de una dictadura

Jair Bolsonaro

Jair Bolsonaro

Este ex capitán ha dado mucho de qué hablar durante todo el proceso electoral, no solo porque muchos lo ven como una figura mesiánica desde que logró sobrevivir a una apuñalada, cabe destacar que su segundo nombre significa Mesías, sino también por sus controversiales declaraciones.

Bolsonaro considera que la democracia ha dejado mucho qué desear en su país, pues se mostró a favor de las dictaduras ante la atónita mirada de muchos legisladores, algunos de los cuales se habían unido a grupos guerrilleros para luchar contra la junta militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

“¡Nunca resolveremos los graves problemas nacionales con esta democracia irresponsable!”, aseguró el candidato de extrema derecha según un artículo del diario peruano El Comercio.

Además Bolsonaro ha realizado declaraciones abiertamente racistas:

"Los negros no hacen nada, creo que ni como reproductores sirven más", expresó Bolsonaro.

Los homosexuales tampoco se han salvado de sus críticas:

"El hijo empieza a ser medio gay; lleva entonces un coscorrón [del padre] y cambia su comportamiento. Veo mucha gente por ahí que dice: 'Por suerte mi padre me dio unos sopapos y me enseñó a ser hombre' ", expresó. "El próximo paso va a ser la adopción de niños [por parejas homosexuales] y la legalización de la pedofilia".

Incluso esta actitud no fue diferente cuando la actriz Ellen Page, quien es lesbiana, le increpó sobre sus controversiales declaraciones en una entrevista que le realizó hace unos meses.

Fernando Haddad, el ‘heredero’ de Lula Da Silva

Fernando Haddad

Fernando Haddad

Sin embargo, el abogado, ex ministro de Lula Da Silva, doctor en filosofía y profesor la Universidad de San Pablo, Fernando Haddad no da más tranquilidad tomando en cuenta que pertenece al Partido de los Trabajadores, el mismo de Lula Da Silva, el ex presidente brasileño que en este momento se encuentra pagando cárcel por corrupción.

Y es que a pesar de que Samuel Pessoa, un economista que conoce a Haddad desde que estudiaron juntos en la universidad afirmó que es diferente a Lula, sigue sin generar mucha confianza en él. "Él es muy diferente del PT. Fernando es un demócrata y no un aventurero", aseveró Pessoa.

Si bien es cierto que Haddad no es Lula, tampoco se puede negar que no habla mucho a su favor el hecho de que su partido fue el responsables de una gran corrupción en el país latinoamericano.

Postura de los candidatos frente a la actual situación de Venezuela

"Los venezolanos están muriendo de hambre debido a un gobierno tiránico vinculado con la dictadura cubana", señaló Bolsonaro. "A través de nuestro Banco Nacional y otras fuentes, Brasil es uno de los mayores patrocinadores de esta atroz agenda socialista. Esto va a cambiar, nuestro enfoque es Brasil", agregó

Por su parte, Haddad reconoció que Venezuela no es una democracia.

“El ambiente de Venezuela no es democrático, pero el nuestro tampoco lo es tanto. Tuvimos un golpe aquí también, un golpe parlamentario”. Sin embargo, añadió que debe ser respetada la "autodeterminación" y la "soberanía popular" de Venezuela.

Asimismo, aseguró que es necesario implantar "protocolos en la región" y el Mercosur, bloque integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, "tiene poder para eso".

¿Cómo han sido los resultados hasta el momento?

A pesar de que Bolsonaro alcanzó una gran ventaja en la primera vuelta que se celebró el domingo 7 de octubre, la realidad es que no obtuvo el 50% más uno que se requería para convertirse en el jefe de Estado de su país, ya que según CNN en español se quedó con 46,5% de votos, según cifras preliminares, con el 97% escrutado, mientras que Haddad tuvo 28,5%. 

Solo resta esperar a que los brasileños tomen una decisión de acuerdo a sus preferencias, pero la realidad es que ninguno de los dos candidatos ha dado mucha confianza en el futuro político de Brasil.