Really?

A principios del mes de septiembre Zendaya denunció por Snapchat al supermercado Vons por no querer venderle un grupo de gif cards valoradas en 400 dólares debido a su “tono de piel”. Aunque lo hizo con humor, la serie de vídeos contaron que la cajera no quiso atenderla e incluso le lanzó de mala gana la cartera. Después, con ayuda del manager pudo comprar lo que quería, pero no sin antes recalcar que este tipo de escenarios nos recuerdan que “todavía queda mucho trabajo por hacer".

Esta controversia es solo una de las que se suma a la lista. Anteriormente también fue criticada por su selección para interpretar el papel de Mary Jane en el reboot de Spiderman, porque al parecer América aún no está lista para que la protagonista del clásico sea ‘negra’.

Y aún así, si seguimos contando los incidentes podemos regresar al 2015 cuando Giuliana Rancic dijo que su look para los Oscars la hacía lucir como si oliera a “marihuana y patchouli” refiriéndose, por supuesto, a sus dreadlocks. Es hora de preguntarnos ¿qué está mal con el mundo? 

Getty Images

Getty Images

Una vez que todo el problema se disolvió, Zendaya le dijo a Us Weekly que no se arrepiente de haber compartido la controversia con la cadena Vons por las redes sociales, porque “para eso es que están, para abrir un diálogo”. Más allá de eso, nos hizo pensar dos veces sobre el manejo de los haters, ya que según ella, si no los tienes, no estás haciendo bien tu trabajo.

No todos estamos dispuestos a recibir comentarios negativos con los brazos abiertos, pero lo que es más importante para la actriz se limita a “hablar de los problemas que consideres importantes” y así como habló, también obtuvo respuestas.

El supermercado lanzó públicamente una disculpa a Zendaya, alegando que entienden que en los Estados Unidos la raza es un tema sensible y que toda la experiencia es solo un recordatorio de que cada interacción es una oportunidad de “tratar a cada cliente como nos gustaría ser tratados”.

Anyways, al igual que lo que pasó con el caso de Leslie Jones, ¿realmente se hubiesen tomado acciones si Zendaya no fuese famosa? Como ella misma dijo, aún nos queda mucho trabajo por hacer.