El libro autobiográfico de Mara Wilson - The Amaranta
La actriz Mara Wilson compartió sus vivencias.

Probablemente no la reconozcas por su nombre, pero por sus papeles sí. Películas exitosas de taquilla con la promesa de la fama internacional y un camino por recorrer en Hollywood. Mara Wilson, esa niña adorable que interpretó a Susan Walker en Miracle on 34th Street a los 7 y a “Matilda” a los 8. 

El éxito de Disney nos hizo creer que aunque fuéramos unos niños, podíamos cuidar de nosotros mismos (yeah, right). Matilda fue el papel de su carrera, y en ese entonces cualquiera habría apostado que llegaría a ser una de las mejores actrices de su tiempo. Pero no resulto ser así.

Cuando se entra en el mundo del espectáculo a tan temprana edad pueden ocurrir dos cosas: éxito o fracaso. Y las ganas por vivir en ese ambiente pueden ser las causantes de muchas polémicas. Tienes que pelear y muchas veces hacer cosas que no quieres para lograr ser reconocido.

Wilson, se percató de esto. Su madre, al ver sus escenas supo lo que le esperaba. A la niña la hacían ver menos inteligente y sus diálogos contenían palabras impronunciables, casi sin sentido. Todo por una apariencia, ser “cute”. Porque un lazo, una sonrisa, un vestido y una cara bonita representa al género femenino en totalidad cuando uno es pequeño. 

Poco después de terminar de grabar la película Matilda su madre falleció y por un tiempo no aceptó papeles. Pero a los 11 años, estaba lista para volver a la pantalla y seguir haciendo lo que le apasionaba. Sin embargo, la directora de su nueva filmación le abriría los ojos sobre cómo se tienen que presentar ante el público.

Extracto de la película "Matilda"

Extracto de la película "Matilda"

"Mara, cuando comenzamos a filmar todavía eras una niña, pero ahora creciste, tienes 12 años. Tu cuerpo ha cambiado. Y nos dimos cuenta de esos cambios al revisar las tomas. Así que tal vez podrías usar un sostén deportivo…". 

La pubertad tocaba la puerta y no de la mejor manera. Tras escuchar esas palabras la actriz rompió en llanto. Fue en ese momento que entendió la importancia de la imagen en Hollywood. 

Su carrera en ascenso se dirigía a un abismo, hasta se buscó en Internet y no le gusto lo que vio. A los 12 años pudo presenciar el lado oscuro de la popularidad. Encontró hasta imágenes en donde editaron su cuerpo para que pareciera más “desarrollada” y ”bien dotada“.

Todo comenzaba a decaer, audiciones tras audiciones sin conseguir nada. Hasta que un director la quería para realizar el papel de “la amiga gorda”, que según él era perfecta. "Fue entonces cuando entendí que las cosas habían cambiado. A los 13, ser bonita era lo que importaba. Y no sólo en el mundo del cine y la televisión", compartió Mara.

Una cachetada cargada de realidad de ese mundo superficial y competitivo.

Todos los extractos compartidos son extraídos de su libro llamado “¿Dónde estoy ahora?”, un autobiográfico donde nos cuenta sobre las experiencias que vivió en sus años de fama y juventud. 

Y es que no resulta fácil debutar y mantenerse como celebridad, o no se acuerdan de otros niños en el foco de atención como las hermanas Olsen, Lindsay Lohan y Macaulay Culkin. Comenzaron muy jóvenes y terminaron peor, sin remedios.

Que Mara Wilson pueda distribuir su libro, con declaraciones que no muestran nada fuera de lo común, logrará ayudar a niños y adultos a sobrellevar las situaciones que desgraciadamente muchos viven para obtener la fama, y superar el olvido que puede llegar en cualquier momento.