"¡Evacúen la ciudad! Ya viene...¿Harvey?"

Gert, Harvey, Irma, Bret, Irwin…¡Ramón! Todos son nombres con los que han bautizado a algunos huracanes, y solo de este año. Imagínate todos los nombres idiotas que se les han ocurrido desde hace siglos.

Una lista interminable de nombres que en lugar de dar miedo dan risa. La gente no va a correr, sino que no van a saber si hacerle bullying al huracán o hacer miles de memes al respecto.

gert

Todo tiene su origen en los españoles que al llegar a América, nombraron a los fenómenos meteorológicos de acuerdo al santo al que celebraban festividades esos días. Luego vinieron los militares norteamericanos a nombrar a las tormentas como a sus novias o esposas durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy en día es la World Meteorological Organization la que se dedica a hacer una lista de nombres para cada año en el lapso de seis años. Y para el 2017 yo creo que pasó algo así:

hold my beer

Científico loco #1 y Científica loca #2 están en la sede de la Organización Meteorológica Mundial y se están tomando unas birras antes de elegir los nombres de huracanes que les faltan para el 2017.

Científico loco #1 le dice a Científica loca #2:

- “Marico, todavía nos faltan cinco nombres para terminar los del 2017 y ya nos estamos quedando sin birras. ¿Será que lo dejamos para mañana?”.

- “No vale, yo quiero terminar con eso ya. Mi novio ya anda intenso de por qué me tardo tanto”.

- “Pero nos quedan tres birras, Científica Loca. Bueno, vamos a hacer cualquier vaina. A ver, esto es peor que ponerle nombre a un bebé. ¿Cómo llamas a un bebé que puede matar a muchas personas?”.

- “Adolf, Hugo, Fidel, Nicolás”.

- “LOL”.

- “Hablando de nombres idiotas, ¿te acuerdas de Gert? Era el chamo de la facultad que lo llamaron así porque se la pasaba lanzando eructos a cada rato”.

- “¡Sí! Se la pasaba con su novia Cindy que hacía lo mismo pero con peos. Eran unos asquerosos, esos nombres les hicieron justicia”.

- “¿Será que anotamos esos?”.

- “¿Qué nos van a hacer, demandarnos con la Organización Mundial de los Asquerosos? Anota esa vaina y nos tomamos las birras que faltan”.

Los dos científicos locos, se tomaron cada uno una cerveza y comenzaron a lanzar los tres nombres que les faltaban.

Científico Loco #1 fue el primero en terminar la cerveza, la pegó contra la mesa y gritó:

- “¡Oswald, Herbert, Irma!”.

- “Nah, Herbert ya lo usamos en 1980 y Oswald en el 2013. Pero WTF Irma, JAJA. Me quedo con ese. Me toca. Diré nombres de pendejos que me caen mal. ¡Lucía, Richard, Franklin!”.

- “LOL, A MÍ TAMBIÉN ME CAE MAL FRANKLIN”.

- "Ajá, anoto ese también. Nos falta uno, Científico Loco. Estás más creativo que yo, pero estoy clara que hiciste trampa con la weed cuando fui al baño”.

- “Ya sé, ¿cómo se llama tu novio intenso?”.

- “Harvey”.

- “LISTO. Seguro te dice que te ama y luego que se equivocó”.

- “JAJAJAJANOIJNSFDSKSJF. Oh shit, ¿cómo hacemos con la birra que queda?”.

- “Tranquila, con un novio con ese nombre, te mereces la birra y un poco de lo que fumé”.

- “¿Weed?”.

- “Nop”.

Científico Loco #1 y Científica Loca #2 nunca supieron lo que fumaron esa noche, pero al menos ya tenían la lista con nombres terminada. La miraron... orgullosos de tanta estupidez.

Y eso fue lo que en realidad pasó.