La crisis Venezolana podría definir las elecciones colombianas

Aunque todavía existen personas que creen que “los problemas de Venezuela le competen solo a los venezolanos”, la realidad es que cuando estos problemas afectan a los demás dejan de ser solo nuestros problemas y es por eso que la crisis de este país se ha convertido en un tema importante durante esta campaña en Colombia.

¿Qué tienen que ver nuestros problemas con las elecciones colombianas?

Mucho porque al ser nuestro país vecino, se ha visto afectado por el flujo de venezolanos que cruzan la frontera huyendo de la crisis que azota a nuestro país y es que de acuerdo al presidente colombiano Juan Manuel Santos “la cifra de venezolanos en Colombia supera al millón”.

Por lo que no es de extrañar que los partidarios del uribista Iván Duque hayan utilizado el mensaje "Vote para que Colombia no sea otra Venezuela" contra el candidato de izquierda Gustavo Petro.

La influencia del uribismo en las elecciones colombianas

Lo que distingue a Colombia de otros países suramericanos es que en el vecino país la izquierda nunca ha logrado llegar al poder, pero algunos medios aseguran que con Petro esto podría cambiar, a pesar de que se enfrenta a la influencia de un político de derecha, al que muchos colombianos aprecian como lo es el expresidente Álvaro Uribe.

Y es que a pesar de no ser presidente en la actualidad, este líder sigue siendo una figura importante en la política colombiana, no en vano logró sacar 870.000 votos convirtiéndose así en el senador que recibió más votos en toda la historia de Colombia.

Tomando en cuenta que las guerrillas latinoamericanas están fuertemente inspiradas por el marxismo, no es de extrañar que los colombianos tengan toda la razón en tenerle miedo a la extrema izquierda.

"Los crímenes y monstruosidades de las FARC llevaron a que Uribe se convierta en lo que se convirtió", aseguró el periodista Gonzalo Guillén a la BBC. "La mentalidad colombiana es una mentalidad de guerra y por eso la gente vio en Uribe al hombre que golpeaba a las FARC. Eso es lo que le importa a la gente. La guerra fue su gran negocio", concluyó.

Sin embargo, más allá de las denuncias contra el expresidente de haber favorecido el paramilitarismo o de tener cierta relación con el Cartel de Medellín de Pablo Escobar, como afirmó en su libro Amando a Pablo, Odiando a Escobar Virginia Vallejo, la periodista y amante del narcotraficante. El uribismo tiene su mérito y es que en su lucha contra la guerrilla consiguió recuperar departamentos dominados por ella.

Por lo que se puede decir que en parte Duque le debe su popularidad a Uribe. "Cuando el expresidente Uribe lo elige como su candidato único, en pocas semanas Duque alcanza el 40% de la intención de voto en las encuestas", aseguró el politólogo Fernando Posada en un artículo de la BBC.

¿Petro podría darle el triunfo a la izquierda por primera vez?

Además del miedo a la guerrilla y a convertirse en una segunda Venezuela, también es importante resaltar que los políticos colombianos de izquierda o cercanos a esta han sido asesinados. En un artículo de La Prensa Gráfica, el escritor y ensayista Juan Álvarez afirmó que “la primera imposición real que explica por qué no hay acceso a la izquierda en este país es porque los han ido aniquilando. Son décadas de asesinatos individuales quirúrgicos”.

Pone los ejemplos de Jorge Eliecer Gaitán quien pudo ser presidente, pero fue asesinado y esta muerte dio origen a un hecho conocido en la historia colombiana como El Bogotazo. También está el caso del liberal Luis Carlos Galán que tenía cercanía a la izquierda y también fue asesinado.

A pesar de que recientemente Petro realizó declaraciones en contra de lo que está sucediendo en Venezuela al señalar que el país “transita un doloroso camino de secuestro de la democracia” y al rechazar el encarcelamiento de Leopoldo López, Antonio Ledezma y la inhabilitación de Henrique Capriles, muchos no han olvidado su pasado guerrillero cuando militó dentro del M-19 o su apoyo a Chávez en el pasado.

De acuerdo con el diario El Nuevo Herald, en el último sondeo Duque logró el 41,5% de intención de voto, seguido por Petro, con el 29,5%. En tercer puesto aparece el ex gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, con 16,3% y muy por debajo están el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras (6,6%) y el ex jefe negociador del acuerdo de paz Humberto de la Calle (1,3%).

Definitivamente, el futuro de Colombia se debate entre continuar el legado de Uribe o la incursión de la izquierda en la política del vecino país. Sin embargo, sea cual sea el resultado esperemos que las elecciones colombianas solo sirvan para traer prosperidad, progreso y la permanencia de la democracia y solo nos queda rezar porque su destino no sea igual al de Venezuela.