El mundo critica la nueva serie de HBO incluso antes de que exista - The Amaranta
Confederate no será esperada con los brazos abiertos.

En un mundo en el que lo políticamente correcto es un ideal si no quieres experimentar boicots y críticas “profesionales” que miden tu impacto en la sociedad, es totalmente coherente que una serie, que aún no ha salido al aire, ya esté siendo analizada y diseccionada por su posible contenido ofensivo.

Tal es el caso de Confederate, el nuevo proyecto de HBO a manos de los creadores de Game Of Thrones que se está enfrentando a las críticas en redes sociales por su tratamiento del tema racial.

Estamos hablando de una serie que ni siquiera tiene los guiones listos y ya está siendo juzgada. Sin guiones, sin reparto y sin rodaje, y ya el mundo tiene qué decir sobre ella.

Por ahora, la idea principal del proyecto es recrear un mundo hipotético en el que en bando confederado gana la Guerra Civil de 1861 a 1865. La victoria hace que la esclavitud continúe y los Estados confederados sigan sus planes de otra guerra contra la Unión. Con el trabajo de D. B Weiss y David Benioff, ambos conocidos por su labor en GOT, HBO quiere retratar el imaginario de Estados Unidos en la actualidad si la esclavitud no hubiese sido abolida; con la esperanza de explicar por qué hay tanto racismo en la vida real.

Es decir, es una trama que pretende denunciar el racismo. Pero eso no es suficiente para calmar a los usuarios de Twitter que se quejan porque hay hombres blancos llevando a cabo un proyecto sobre esclavos negros.

"Sabes, podríamos hacerlo mal. Pero todavía no lo hemos hecho" -David Benioff.

Amigos, justo cuando creíamos que habíamos superado la lucha de clases y el racismo…

Sin embargo, esta no es la primera vez que los productores de Game Of Thrones se enfrentan a acusaciones de racismo; anteriormente han sido enjuiciados por la falta de diversidad en la serie. Así que las quejas contra Confederate van desde los antecedentes de Weiss y Benioff y su color de piel, hasta el miedo a que la esclavitud sea “glamurizada” en la pantalla de HBO.

Aparte de la colaboración de Weiss y Benioff, el equipo cuenta con dos guionistas más: Nichelle Tramble y Malcom Spellman, ambos productores afroamericanos; pero nadie habla de ellos en las quejas.

La polémica ha llegado a tal punto, que HBO tuvo que emitir un comunicado pidiendo calma y un voto de confianza, para una serie que ni siquiera existe todavía. Prometiendo a su vez, que tratarán el tema con “sensibilidad” y “cuidado”.

Así que sí, las expectativas de un proyecto que ni siquiera ha nacido son bastante altas, pero tal como pidió HBO, hay que esperar a ver la serie para juzgarla. Si es que de aquí hasta el estreno, no ha sido cancelada.