Porque estas son el tipo de cosas que pasan en el 2017.

En Canadá, un grupo de 40 científicos de diferentes universidades se reunieron para embarcar una investigación sobre el cambio climático y su impacto en el hielo marino de la Bahía de Hudson.

Como el hielo en la Artántida está cada vez más delgado por las bajas temperaturas, se rompe más fácil y hace su camino flotando hacia la costa noreste: llegando fácilmente a las aguas de la Bahía de Hudson, que se va minando cada vez más de los restos de hielo que el cambio climático trae consigo. Ergo, el tráfico marino se congestiona más que una cola caraqueña en plena hora pico.

Adicionalmente, flujo de hielo complica mucho las cosas y eleva el riesgo del transporte marítimo en la zona, hasta interfiere con las misiones de búsqueda y rescate.

Con el hielo bloqueando la costa, la industria costera sufre consecuencias por nuestros descuidos, al igual que los osos polares y los pingüinos. Es por eso, que los científicos decidieron emprender un estudio para ayudar a preparar a las industrias marinas locales y a los guardacostas para lo que viene en un futuro inmediato.

Pero gracias al mismo cambio climático que estaban estudiando, el equipo de investigación tuvo que abortar la primera etapa de su expedición, que era parte del estudio de 4 años y 17 millones de dólares que se estaban invirtiendo en el proyecto. Había tanto hielo ártico obstruyendo el camino, que bloqueó su barco en plena costa.

Estamos hablando de una nave especial rompehielos, el CCGS Amundsen para ser exactos, el mismo que la Guardia Costera está autorizado a usar. Aunque justamente habían elegido un camino preventivo, en el que se suponía que el hielo era fino y no tendrían problemas para navegar, el Hudson Bay System Study quedó atascado y tuvo que ser cancelado.

Por supuesto, eso hizo mucho más fácil la sección de “conclusiones” del trabajo.

"Estamos haciendo un estudio a gran escala sobre el cambio climático y antes de que podamos seguir adelante, el cambio climático conspira para obligarnos a cancelar su mismo estudio" - Barber, científico especializado en el cambio climático de la Universidad de Manitoba.

En resumidas cuentas, el cambio climático afecta directamente al noroeste de Canadá, y ni siquiera el grupo que está dispuesto a ayudar puede encontrar soluciones para el mito del calentamiento global.

Ver relacionados:

El mito del calentamiento global

¿Qué significa la salida del Acuerdo de París para la industria de la moda?

Cómo Trump planea derretir el mundo

Sin embargo, los investigadores canadienses planean reprogramar el estudio para el 2018; teniendo fe en una humanidad en la que el presidente de una de las potencias más poderosas del mundo piensa que el cambio climático es una estrategia distractora del gobierno Chino.