Make America Gay Again!

Donald Trump no es precisamente conocido por sus políticas inclusivas y promotoras de la diversidad; pero en su trayectoria como 45° presidente de Estados Unidos, ha mencionado a la comunidad LGBT un par de veces. Trump, junto al partido republicano, ha hecho público su desaprobación hacia el matrimonio igualitario y su poco respeto por las personas transgénero.

Sin embargo, cuando Trump aún no había tomado la presidencia y seguía en campaña, se salió del discurso que su partido maneja para mencionar la contraparte positiva de la comunidad LGBT; en el Republican National Convention del pasado julio, aseguró que haría todo lo posible para proteger a las personas que se identifican con la diversidad sexual.

“Como su presidente, haré todo en mi poder para proteger a los ciudadanos LGBTQ de la violencia y opresión procedente de una ideología odiosa y extranjera” dijo Trump antes de ser aplaudido por la multitud.

Considerando que su declaración para respaldar a los gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros y queers sonaba prometedora en ese momento, por ser un gran paso para el partido que no puede juntar la palabra “homosexualidad” con ningún adjetivo positivo, lo mínimo que esperaba la comunidad en el mes del Orgullo Gay, era un tweet reconociendo la celebración.

Pero aunque sabemos que Trump ama tuitear, que lo hace en todo momento, en cualquier lugar y, al parecer, sobre cualquier cosa que pasa por su mente (así fue como nació Covfefe), en los 29 días que van del mes del Orgullo Gay, el presidente de Estados Unidos no le ha dedicado ni un tweet a la comunidad LGBT.

Peor aún, por más de que las celebraciones del mes culminaron con Pride Parades y eventos en su ciudad natal Nueva York la semana pasada, el 45° presidente de los Estados Unidos no ha dicho nada.

Bueno, eso no es completamente cierto. Este mes ha dicho bastante sobre cualquier tópico que no incluya la diversidad sexual; en su propia Agenda Setting nos ha empapado de teorías de Hillary Clinton (como siempre), sobre Barack Obama, su revuelo con el FBI, el tema con el ObamaCare, y para cerrar con broche de oro, un par de “Make America Great Again” como confetti (porque para él nunca están de más).

Pero además de dejar a un lado el tema en su red social favorita, le dio por declarar el mes de todo lo que no sea Orgullo Gay.

Oficialmente Donald Trump ha proclamado junio del 2017:

  • Mes Nacional de la Propiedad de Vivienda.
  • Mes de la apreciación de la música afroamericana.
  • Mes Nacional de la Herencia Caribe Americana.
  • Mes del Great Outdoors.

Así que, no solo se le olvidó decir una palabra sobre el mes del Orgullo Gay, sino que amplió la lista de celebraciones, solo porque puede. Todo lo contrario a Barack Obama, que mencionó el Gay Pride todos los junios que estuvo en la presidencia. Y si queremos tomar referencias políticas más cercanas: Justin Trudeau.

Sin embargo, como premio de consolación, al menos Ivanka Trump reconoció la tradición que viene celebrándose desde hace 48 años, con un tweet.