A las mujeres de la BBC le pagan mucho menos que a los hombres - The Amaranta
Muuuuucho menos.

La BBC ha sido públicamente expuesta con respecto a lo disparejos que son los salarios entre el talento femenino y masculino que trabaja para la compañía de medios.

Enfurecidas, las mujeres de la BBC han escrito una carta abierta en la que le exigen al director general de la compañía, Tony Hall, que arregle las diferencias antes del 2020, fecha que él había estipulado, los pagos serían iguales entre ambos sexos.

La información que fue traída a la luz tan solo la semana pasada, ha logrado que 3 docenas de mujeres dentro de la compañía se pronuncien en contra de la paga dispareja y ha sacado a relucir el hecho de que el antiguo primer ministro del Reino Unido, David Cameron, y la actual representante del país, Theresa May; han pedido en varias ocasiones que la BBC publique los salarios de las personalidades que salen al aire, con el motivo de poner fin a los rumores y traer justicia a los empleados, pero la compañía de medios se había negado.

Las cifras demuestran que las mujeres están ganando casi un tercio de lo que le pagan a los hombres por el mismo trabajo. Chris Evans es el locutor con el salario más alto con la gran cifra de 2.5 millones de libras, y al compararlo con la paga de Claudia Winkelman, una presentadora de televisión que gana 500.000 libras al año, podemos apreciar el descontento de las mujeres.

“Los detalles de pago revelados en el Annual report, muestran lo que muchas de nosotras habíamos sospechado a lo largo de los años, que las mujeres de la BBC estamos siendo pagadas menos que lo que le pagan a los hombres por el mismo trabajo.

En comparación a muchas mujeres y hombres, somos muy afortunadas y muy bien compensadas. Sin embargo, esta es una era de igualdad, y la BBC es una organización que se enorgullece de sus valores.

Ustedes han dicho que “solucionarán” la diferencia de pagos para el 2020, pero la BBC ha sabido sobre esta enorme brecha desde hace años. Queremos que se sepa públicamente que los exhortamos a que actúen ahora”.

La respuesta de Hall se limitó a usar frases como “si podemos lograrlo antes, lo haremos”, “el trabajo ya se está haciendo”, “han habido reuniones para solventarlo” y “estoy seguro que el año que viene será distinto”.

Por supuesto, considerando que este hecho fue mantenido en las sombras por mucho tiempo, esas promesas y frases clichés no le sirven de mucho a las mujeres de la BBC que prometen no parar sus exigencias hasta ver los cambios.