Arrestaron a más de 40 hombres en Nigeria porque ser gay es ilegal - The Amaranta
Sí, en pleno 2017.

Ser homosexual en Nigeria es ilegal. Según los Artículos 214 y 217 del Capítulo 21 del Código Penal del país, ser gay no está permitido, y puede ser penado con más de 14 años de cárcel.

Sumado a esto, el norte de Nigeria es extremadamente conservador, así que para salvar a la humanidad de cualquier rastro homosexual en su zona, también estipularon la ley Shari'a, que castiga las relaciones sexuales entre hombres con 100 latigazos, si son solteros, y con años en prisión y hasta pena de muerte si son casados.

Repetimos: en pleno 2017.

En una larga lista de violaciones a los derechos humanos, los radicales están convencidos de que su misión es limpiar el mundo una redada a la vez; así que esta semana, arrestaron en masa a 42 hombres en la ciudad más grande de Nigeria por realizar “actos homosexuales”.

Cabe acotar que la redada ocurrió en un evento privado en el hotel Lagos, que tenía como objetivo aumentar la concienciación sobre el VIH en la comunidad LGBT, con información e incluso una jornada de pruebas. Activistas y personas pertenecientes a la comunidad se acercaron y alrededor de las 3:30 de la tarde, fueron interrumpidas por fuerzas policiales que arrestaron a un grupo de 42 hombres.

Es decir, más de 40 hombres fueron arrestados en un evento de concientización de una de las enfermedades más prominentes de África. Nigeria tiene el índice más alto de VIH del centro y el oeste del continente. Al menos una de cada 30 personas está infectada, lo que nos da un total de 3,5 millones de personas con VIH, según datos del programa de la ONU sobre el sida.

Así que, en la lógica de los nigerianos, atacar las pocas organizaciones que se ocupan de erradicar una pandemia en avance es justo lo que se necesita para que la comunidad entienda sobre la prevención del VIH, obtengan información y asesoramiento o acceda al apoyo adecuado que se necesita si África quiere tener una población óptima en un par de años.

"Estos hombres intentaban salvar vidas y hacer de su país un lugar mejor impidiendo la difusión del VIH" expresó Bisi Alimi, activista LGTBI nigeriano que tuvo que huir para no caer en manos del sistema policial del país.

El hotel fue clausurado para facilitar la “investigación” de tales actos homosexuales y los arrestados aún están esperando para presentarse ante la corte, por ser, básicamente, ellos mismos; recordemos, en el 2017.